Por “nuestra historia pasada” – le dice – “no me permiten el pase a planta permanente en el hospital donde trabajo”. Cuenta que Hugo Ballay la “amedrentó” para que no trascienda la relación que vivió con el gobernador. Celina Felisa León envío a los medios de comunicación una “Carta Abierta” dirigida al “Gobernador Urribarri”. La misiva lleva su firma y es acompañada por su número de documento: DNI 17.065.513.

ElEntrerios.com tomó contacto con ella a fin de verificar la autenticidad del material. “Efectivamente soy yo y envié esa carta con pedido de publicación”, respondió.

Celina dijo ser “enfermera auxiliar” del Hospital Felipe Heras de Concordia. Es oriunda de General Campos y asegura haber mantenido una estrecha relación con Sergio Urribarri en los años en que fuera intendente de esa localidad.

En la carta, denuncia que como consecuencia de aquella “historia pasada y olvidada”, “aparentemente” la esposa del gobernador no le permite “acceder a lo que establece la Constitución Nacional para todo habitante de este suelo: por ejemplo, un trabajo digno y remunerado acorde a la capacidad”.

También cuestiona con severidad al Jefe de Gabinete de Entre Ríos: “su representante Ballay, además de dilatar cualquier posibilidad de crecimiento y trabajo, sólo sirvió para entorpecer y amedrentarme, por si alguna parte de nuestra historia, pública y sabida, llegara a trascender y afectara su buen nombre y honor que, a juzgar por sus actitudes hace tiempo los perdió”.

En su perfil de Facebook, Celina León denuncia el deterioro del espacio destinado a los enfermos mentales en el Hospital Felipe Heras, a la par que transparenta su militancia política en el peronismo opositor.

 

EL TEXTO COMPLETO DE LA CARTA

 

CARTA ABIERTA AL GOBERNADOR URRIBARRI.

Sr. Sergio Daniel Urribarri:

Me dirijo a Ud. públicamente para hacerle un pedido muy especial, más no de privilegio.

Lo hago por este medio, teniendo en cuenta que Ud. ha cortado todo contacto conmigo; tanto Ud. como el representante para el diálogo que dispuso (Cr. Hugo Ballay) a quien premió con un puesto público de importancia tras conocer la historia oficial.

Mi situación es preocupante (no en lo personal), sino en lo laboral, ya que soy postergada y sin posibilidades de ser efectivizada en el puesto que conseguí con mi esfuerzo y capacidad hace más de 9 años. Todo porque, aparentemente, según me explicaron, quien debe disponer de mi pase a planta permanente en el hospital donde trabajo en la ciudad de Concordia, en la sala de psiquiatría, es su señora que, por nuestra historia pasada y olvidada, no me permite acceder a lo que establece la Constitución Nacional para todo habitante de este suelo: por ejemplo, un trabajo digno y remunerado acorde a la capacidad.

Cuando hablo de trabajo digno, también, me refiero al mejoramiento de las pésimas condiciones de salubridad en la que nos encontramos quienes estamos en el noble ejercicio de curar o de acompañar al doliente; y ni hablar de los enfermos que, en estas circunstancias (demencias) no votan.

También le pido encarecidamente, por lo que hemos vivido juntos durante décadas; por mi contribución a lo que ud. es hoy, le permita a mis hijas y a sus familiares poder acceder a un trabajo como cualquier ciudadano que, además, contribuyen a la grandeza de la Nación. Sea en lo público como en lo privado. Aclaro que, su representante Ballay, además de dilatar cualquier posibilidad de crecimiento y trabajo, sólo sirvió para entorpecer y amedrentar/me por si alguna parte de nuestra historia, pública y sabida, llegara a trascender y afectara su buen nombre y honor que, a juzgar por sus actitudes hace tiempo los perdió.

No pido ni una beca, ni un subsidio ni una excepción. Pido que mis hijas (a las que consideró parte de su familia) puedan trabajar libremente, sin que nadie les ponga palos en la rueda. Y, que yo, vea coronado mi esfuerzo ante personas vulnerables, simplemente con la efectivización en mi puesto y el respeto como mujer, aquel que ud., entre llantos, temió perder cuando tomé la decisión de bifurcar nuestros caminos por la falta de decisión y respeto hacia el género femenino al que, por lo que analizo, consideró solo una cosa. Eso también, es faltarle respeto a los derechos humanos, a los derechos de la mujer y a la condición humana en democracia.

Sin otro particular, esperando que Ud. o sus colaboradores, sepan interpretar mi requerimiento, sin represalias, lo saludo con la consideración que merece su investidura y por el pasado que vivimos juntos.

Celina Felisa León

D.N.I. N° 17.065.513

Categories: Concordia

5 Respuestas so far.

  1. Norberto dice:

    “No pido ni una beca, ni un subsidio ni una excepción. Pido que mis hijas (a las que consideró parte de su familia) puedan trabajar libremente, sin que nadie les ponga palos en la rueda” Queda claro que no es sólo “una vieja historia”…

  2. Sonia dice:

    Es para mandar un concurso y me dieron diarioredes@concordia.com.ar pero me lo rechazó.
    Gracias.

  3. ALBERTO dice:

    Entiendo que las cosas PRIVADAS se tratan o ventilan en el ámbito PRIVADO y no se utilizan para tramites administrativos, sewan ciertas o no. Lo expuesto por
    la recurrente merece una ivstigacion, si es correcta
    ateenderla, si es falsa la sanc ion que corresponde

  4. Jorge dice:

    Teniendo en cuenta la catadura del personaje en cuestion, no tengo la menor dudad que la historia es real. Ocurre que la Justicia nunca va a investigar y si investiga que garantias tendremos de su resultado, es esto lo que hace mas grande el escandalo.

Deje un comentario


No public Twitter messages.

  • Eca Agro Industria
  • Domain name search and availability check by PCNames.com.
  • Municipalidad de Concordia