hospital-san-roqueUna compleja situación comenzó a registrarse en el hospital materno infantil San Roque: la rotura de un caño generó cortocircuitos en los ascensores, por lo que debieron suspenderse todas las cirugías programadas, ante los inconvenientes para poder llegar hasta los quirófanos del nosocomio. Asimismo, los pacientes que tienen que acceder hasta los distintos pisos del centro asistencial son trasladados en brazos. 

Al respecto, la delegada de ATE, Lorena Rivolta, relató: “El fin de semana hubo un problema con un caño que se rompió en el séptimo piso y el agua se vertió sobre los ascensores. Eso hizo que los dos únicos que estaban funcionando quedaran fuera de servicio. El fin de semana las urgencias e internaciones se hacían por las escaleras, con los pacientes alzados”. En tanto, este lunes algunos “vinieron a los laboratorios que están en primer, séptimo y octavo piso. La mayoría tuvo que ser subido en brazos. Incluso una embarazada tuvo que subir por escalera hasta el séptimo piso”, describió.

La dirigente expresó que “si bien la situación se agravó el fin de semana, ya había dos ascensores que no funcionaban”.

Interrogada sobre la falta de anestesistas, manifestó que desconoce la situación, pero consideró que deberían estar cubiertas las guardias durante las 24 horas del día. Fue entonces cuando uno de los anestesistas que “estamos siempre disponibles, cumpliendo con sus guardias tanto en Maternidad como en Pediatría. Estamos esperando que se solucione este problema” con los ascensores.

Por otra parte, Rivolta recordó que “seis supervisoras de enfermería denuncian situaciones de violencia y acoso laboral por parte del interventor, Víctor Quiroga, puesto por el ministro de Salud”.

En ese marco, los trabajadores aseveraron que del ministro Ariel De la Rosa “no tenemos respuestas frente a reclamos puntuales de los trabajadores”.

Asimismo, referente de ATE, Norma Alonso, fue tajante: “La situación de la salud pública en Entre Ríos es muy grave. El espanto nos alienta a seguir peleando. Faltan medicamentos, hay acosos, problemas en la comida, aparatología y demás. Lo del ascensor demuestra la falta de presupuesto e inversión en salud pública”.

 

LA PALABRA DEL DIRECTOR

 

Interrogado sobre los problemas esgrimidos por los trabajadores, el director del nosocomio Walter Luchetti, explicó: “Ayer al mediodía se rompió un caño en el séptimo piso. Se llamó inmediatamente a la gente de mantenimiento que estaba de guardia. Tardaron un poco en arreglarlo porque no se pudo determinar inmediatamente lo que estaba roto. Se empezaron a inundar los ascensores, lo que generó cortocircuitos, por lo que se tuvo que parar su funcionamiento, por precaución”.

“Los cables aún están mojados. Tuvimos que frenar las cirugías programadas y a las urgencias las estamos derivando a centros privados”, acotó.

Sobre los dos ascensores que ya estaban sin funcionar, refirió que “se les descubrió una falla y se hicieron todos los pedidos para ponerlos en funcionamiento”.

El médico reconoció que ante urgencias “se sube a los pacientes alzados por familiares o enfermeros”, al tiempo que aclaró que “denuncia de acoso a esta Dirección no han llegado”.

Categories: Entre Ríos

Comments are closed.

No public Twitter messages.

  • Eca Agro Industria
  • Aero Club Concordia
  • Municipalidad de Concordia