Aranguren trató de hipócrita al Secretario de Energía Darío Martínez

Tras la discusión en redes entre el ex Presidente Macri y el actual Secretario de Energía de la Nación, se sumó a la polémica el ex Ministro de Energía de la gestión de Cambiemos. Aranguren respondió punto por punto las acusaciones que consideró “falaces” de la carta de Martínez.

El Secretario de Energía intentó acusar a Macri por la crisis energética que enfrenta hoy el país.

Aranguren de despachó contra el Secretario de Energía de la Nación y aclaró algunos puntos en los que el actual Secretario de Energía, pretendió endilgar la actual crisis energética a la gestión anterior.

“Una barbaridad que dice el secretario de Energía es que no invertimos en energías renovables y dejamos proyectos sin funcionar. Se invirtieron USD 7.000 millones que le agregaron al país 4,5 GW al sistema” comenzó diciendo Aranguren.

“El secretario de Energía es un hipócrita. Significa fingir sentimientos o cualidades contrarias a las que se tienen”, señaló Aranguren este lunes en diálogo con Radio Mitre. El ex funcionario de Mauricio Macri enumeró que la carta publicada por Darío Martínez contenía varias “falsedades”.

En primer lugar, Martínez acusó al Gobierno anterior de no haber puesto en marcha las obras para la construcción de un gasoducto que transporte el gas que se produce en Vaca Muerta. Aranguren respondió que en julio de 2019 una Resolución de la entonces Secretaría de Gobierno de Energía (437/2019) lanzó una licitación pública para una licencia de construcción y operación de un gasoducto (con el tramo Trateyén, Saliquelo, San Nicolás) que fue demorada porque hubo cuatro oferentes.

“El 31 de marzo de 2020, ya en esta administración, el Gobierno no hizo nada con esta licitación pública abierta. Un año después de haber asumido, la resolución fue derogada. Se demoró un año para que una licitación abierta con cuatro oferentes interesados sea derogada”, relató Aranguren.

“En febrero de 2022, por un DNU, se da una licencia de concesión de transporte en forma directa a Ieasa (la esx Enarsa) para hacer el gasoducto como obra pública. Esta inversión lanzada en julio de 2019, la que dicen que Macri demoró, fue este Gobierno el que demoró 26 meses una obra que claramente es importante para el desarrollo de nuestro país”, dijo el ex funcionario.

Otro punto refutado por Aranguren es que la producción de gas declinó un 8% anual durante el Gobierno de Mauricio Macri. “Es falso. La producción de gas natural entre 2015 y 2019 creció 16 millones de m3, lo cual indica un crecimiento anual promedio del 3,8%”, detalló Aranguren.

En tanto, también señaló como falso que durante la gestión de Macri hayan aumentado las importaciones de energía. “Las importaciones disminuyeron en 2015 a 30 millones de m3 por día. Y en 2019 a 13 millones m3 por día”, destacó.

Aranguren también indicó que cuando asumió el Gobierno de Mauricio Macri la balanza comercial energética tenía un déficit de USD 4.600 millones y que en 2019 terminó prácticamente equilibrado. Además, indicó que en 2019 se exportaron 7 millones de m3 de gas por día, cuando en 2015 la cifra no llegaba a 1 millón de m3 por día.

“Otra barbaridad que dice el secretario de Energía es que no invertimos en energías renovables y dejamos proyectos sin funcionar. Se invirtieron USD 7.000 millones que le agregaron al país 4,5 GW al sistema, que es aproximadamente 12% de la capacidad de generación eléctrica anual”, describió.

“También es falso que los proyectos renovables no tenían acceso a la capacidad de transporte. Los 54 proyectos tienen todos acceso a la capacidad de transporte”, dijo Aranguren. Y cuestionó que, por el contrario, las represas que se están construyendo en Santa Cruz no tienen capacidad de transporte asegurado. “Si (el secretario de Energía) dijera la verdad va a decir que no exista una línea de transporte para llevar esa energía a los centros de consumo”, agregó.

Con respecto a los problemas de falta de gas que puede enfrentar la Argentina durante el próximo invierno, el ex ministro señaló que va a depender de cómo se programen los cargamentos de GNL (gas natural licuado) que se deben importar. Más allá de los precios. Hasta el momento, según detalló, solo se concretó la importación de 9 barcos.

“Creo que la demora en la que se está incurriendo no es conveniente. Sería más inteligente comprar rápidamente cargamento. El costo de no poder poder abastecer de gas y de GNC es mucho más que el precio que podamos pagar por el gas de importación”, dijo.

Por otro lado, aseguró que el invierno se pueden dar cortes de gas a las industrias, pero no es tan sencillo que se afecte el gas para los usuarios residenciales y que a lo sumo puede haber una caída en la potencia. También explicó que hay que tener capacidad para recibir los barcos con gasoil. “Ahora tenemos 3 o 4 barcos de gasoil en el medio del Río de La Plata”, alertó.