Gasoducto Néstor Kirchner: en un clima poco claro, Basualdo evalúa que las petroleras compren un bono de deuda para financiar la obra

El equipo de Federico Basualdo está dedicado por ahora a definir la estructura financiera de ese título de deuda. Es decir, el monto que se emitirá, a cuántos años, con que tasa de interés y que tipo de garantías incluirá para el inversor. En ese contexto, se sondeó informalmente a unas pocas petroleras porque la intención es que sean esas compañías, que se beneficiarán con el gasoducto, las encargadas de financiar una parte del proyecto de infraestructura.

Federico Basualdo, el hombre de Cristina clavado en el costado de Guzmán

Federico Krakowiak y Nicolás Gandini para Econojournal

El presidente Alberto Fernández aseguró hace pocos días pasada que en los próximos meses comenzará la construcción del gasoducto Néstor Kirchner. Economía precisó que para la primera etapa se requieren 965 millones de dólares y que los fondos saldrán del Tesoro y de parte de lo recaudado por el impuesto a las grandes fortunas. No obstante, el subsecretario de Energía Eléctrica, Federico Basualdo, está evaluando que la compañía estatal IEASA (ex Enarsa) o el Tesoro Nacional emitan un bono de deuda para financiar una parte de la obra, presupuestada en 2540 millones. Para no ampliar el déficit fiscal, la intención oficial es que sean las propias petroleras las que pongan el dinero.

El equipo de Basualdo, quien en lo que respecta a la construcción del gasoducto se mueve como si fuera el virtual secretario de Energía, está dedicado por ahora a definir la estructura financiera de ese bono. Es decir, el monto que se emitirá, a cuántos años, con que tasa de interés y qué tipo de garantías incluirá para el inversor.

Fuentes oficiales aseguraron a EconoJournal que la intención es que sea IEASA quien emita el bono. Desde el punto de vista financiero es viable porque en el volumen de facturación que va a generar el gasoducto el repago de esta deuda sería prácticamente insignificante. A su vez, como la mayoría de las empresas cuenta con una alta disponibilidad de pesos en sus carteras, ejecutivos privados consultados por este medio señalaron que no sería tan complejo conseguir esos fondos mediante la emisión de títulos en el mercado local.

En ese contexto, se sondeó informalmente a unas pocas petroleras acerca de la iniciativa. La intención es que los productores, que se beneficiarán con el gasoducto, sean los encargados de financiar una parte del proyecto, tal como confirmaron a EconoJournal fuentes oficiales. En las próximas semanas es probable que haya una convocatoria formal para discutir el tema con las empresas.

La ampliación del gasoducto San Martín, operado por Transportadora Gas del Sur, se financió con un esquema similar: el Ministerio de Planificación Federal, que lideraba Julio De Vido, logró entonces que las empresas productoras adquirieran un bono emitido por el Tesoro nacional para solventar los costos de instalación de un loop submarino por debajo del Estrecho de Magallanes que separa Tierra del Fuego con Santa Cruz.

¿Cuánto dinero se necesita?

Economía precisó la semana pasada que la obra demandará una inversión de 2540 millones de dólares: 965 millones de dólares en la primera etapa y otros 1575 millones en la segunda. Por ahora, afirman que solo está asegurado el financiamiento de la primera etapa con fondos del Tesoro y del impuesto a las grandes fortunas aprobado por la ley 27.605.

Fuentes oficiales abocadas al proyecto aseguraron a EconoJournal que entre el jueves pasado y hoy Economía le transfirió a IEASA el 85% de los fondos necesarios para la primera etapa del proyecto. “Si alguien está trabajando en el bono, debe ser para la segunda etapa o para ese porcentaje restante, que es bajo”, señaló la misma fuente.

El dato sorprende porque en diciembre del año pasado el Ministerio de Economía informó a través de un comunicado que hasta el 17 de diciembre de 2021 se habían recaudado 247.503 millones de pesos provenientes del impuesto a las grandes fortunas y sostuvo que transfirió a IEASA 60.190 millones de pesos destinados a “proyectos de inversión en gas natural”.

Este medio consultó en ese momento a fuentes de la secretaría de Energía quienes se limitaron a aclarar que los fondos “están depositados en una cuenta especial con destino específico a lo dispuesto en la ley. La Secretaría de Energía resolvió girar todo (unos 600 millones de dólares al momento) y el ritmo depende de Hacienda”. Sin embargo, otras fuentes oficiales involucradas en el proyecto señalan que el 85% de los fondos destinados a la primera etapa del proyecto llegaron recién ahora.

Como el dinero es fungible, es difícil precisar a donde fue el dinero proveniente del aporte de las grandes fortunas. En los hechos, todo lo que sea “aporte de las grandes fortunas”, serán fondos que tendrá que poner el Tesoro.