Billonaria modificación del Presupuesto

A través del DNU 809/2021 el Ministerio de Economía definió una modificación presupuestaria de $1.21 billones. Contempla una adecuación del Presupuesto por gastos ya realizados en jubilaciones y partitarias y ampliación en obras públicas por casi $300.000 millones. Más del 70% de esa ampliación está concentrada en actualizaciones asociadas a la movilidad jubilatoria, nuevas pautas salariales, programas sociales y subsidios económicos, entre otros aspectos.

El ministro de Economía Martín Guzmán

El Gobierno modificó el Presupuesto 2021 readecuando los créditos presupuestarios para contemplar partidas por gastos ya realizados en jubilaciones, programas sociales y subsidios económicos, al tiempo que amplió la inversión en obras púbicas en $ 294.000, según estableció a través del Decreto 809/2021.

Según definió el Ministerio de Economía, en total se trata de $ 1.215.000 millones o lo que es lo mismo, 1,2 billones de pesos.

Más del 70% de esa ampliación está concentrada en actualizaciones asociadas a la movilidad jubilatoria, nuevas pautas salariales, programas sociales y subsidios económicos, entre otros aspectos.

Otro 30% tiene que ver con «refuerzos de políticas públicas orientadas a gasto de capital», destinadas a obra pública, que según el Gobierno es un «pilar fundamental para profundizar y sostener la recuperación económica y fortalecer el crecimiento a mediano plazo».

En función de la adecuación presupuestaria establecida en este decreto se estima que el déficit fiscal primario del año 2021 será alrededor del 3,5% del PBI.

Esto está en línea con la pauta de déficit fiscal primario que ya tenía el Gobierno para 2021. Originalmente estaba prevista que llegara a 4,3% del PBI, pero en la revisión presupuestaria de julio pasado hubo una reducción, bajando a 4% del PIB. Desde entonces hubo una nueva mejora y la estimación final del déficit para el cierre de 2021 será de 3,5% del producto.

Ese déficit se financiará en parte con la mayor recaudación que se logró desde julio pasado, producto de la mejora en el nivel de actividad, y el resto provendrá de colocaciones en el mercado voluntario de deuda, y transferencias del Banco Central al Tesoro.

El detalle de las nuevas partidas para inversión pública alcanza un total de $ 294.000 millones, con cuatro focos:

– Transferencias a gobiernos provinciales y municipales de obras que se realizan en el marco del programa Argentina Hace, en jurisdicciones y organizaciones que se mostraron efectivos en la ejecución.

– Inversiones en Obras de infraestructura hídrica y saneamiento, en especial en la Ciudad de Buenos Aires y el AMBA, también en infraestructura vial a través de la Dirección Nacional de Vialidad.

– Transferencias para la construcción y remodelación de viviendas en el marco de los programas Casa Propia y PROCREAR, por unos $ 123.000 millones. Y para producción integral y acceso al hábitat son $ 65.000 millones.

– Inversión en el sector hidrocarburos, con unos $40.000 millones para la construcción del gasoducto Presidente Nestor Kirchner y otras obras complementarias, vía transferencias de capital a IEASA.

En cuanto a los fondos que surgen de la readecuación de partidas, suman algo más de $ 900.000 millones.

Incluyen $ 317.000 millones en prestaciones sociales, jubilaciones y pensiones por el impacto del cálculo de movilidad, así como fondos para asignaciones familiares, pensiones no contributivas y el PAMI.

Hay además $ 193.000 millones en subsidios económicos, concentrados en subsidios energéticos ($ 186.000 millones), y esto contempla el resto de subsidios del año,  «hasta tanto avance la segmentación tarifaria». Además, hay algo más de $ 8000 millones en subsidios de transporte.

En cuanto a gastos salariales y recursos por paritarias la readecuación contempla hasta $ 141.000 millones destinados a atender incrementos fijados en diversas actualizaciones de los acuerdos salariales vigentes.

Habrá también $ 61.000 para transferencias por gastos de funcionamiento de las Universidad Nacionales ($ 49.000 millones) y el Acuerdos Paritario Nacional Docente FONID ($ 12.000 millones).

En programas sociales y de empleo, se destinan más de $ 131.000 millones con foco en los programas Potenciar Trabajo, Políticas Alimentarias, REPRO II, PROFE y Progresar.

Y además se ajustan gastos corrientes algo más de $ 78.000 millones, que incluyen Transferencias Corrientes a provincias y otros gastos de funcionamiento, entre otros.

Fuente: El Cronísta