Bordet, Perotti y Zilotto, tres gobernadores peronistas, le pidieron al Gobierno que levante el cepo a la carne

Gustavo Bordet, encabezó la iniciativa mediante un comunicado difundido por el gobierno de Entre Ríos, lo acompañaron sus pares de Santa Fe, Omar Perotti, y La Pampa, Sergio Ziliotto. La apertura de exportaciones de carne vacuna se vuelve indispensable para contener el aumento de precios en el mercado interno y sobre todo para defender las fuentes de trabajo que se encuentran en una situación delicadísima.

Gustavo Bordet Gobernador de Entre Ríos y Alberto Fernández

Este viernes, gobernadores de tres provincias productoras de ganado vacuno, le solicitaron al Gobierno nacional la revisión de las restricciones a la exportación de carne. El pedido es por la fuerte alza de los precios internos y para «resolver este conflicto», en busca de mantener los puestos de trabajo en la industria frigorífica en sus distritos.

«Tenemos que aumentar los niveles de productividad. Por lo cual estamos pidiendo que se resuelve el tema de las exportaciones de carne en Argentina porque impacta en nuestras provincias», indicó Bordet.

Asimismo, detalló que en Entre Ríos hay frigoríficos exportadores y «nos preocupa la mano de obra que allí trabaja». Y agrega: «En esa preocupación estamos pidiendo al ministro (de Agricultura, Ganadería y Pesca) Julián Domínguez que sabemos que comparte esta preocupación, podamos resolver este conflicto para defender la fuente de empleo de los obreros de los frigoríficos como es el caso de Alberdi en Oro Verde y el San José de San José», aseguró.

Por su parte, planteó que en «la defensa y el sostenimiento del empleo es que estamos pidiendo que estas medidas de cierre de exportaciones puedan reverse para avanzar hacia un sistema productivo integral que garantice que haya empleo sostenible y para que las cadenas de valor como la industria y el sector cárnico tenga la rentabilidad necesarias».

No obstante, Juan José Bahillo, ministro de Producción provincial, comentó: «todos estamos pasando por una situación difícil y preocupados por el alza de los precios de alimentos básicos, por eso es necesario encontrar puntos de encuentro para que el sector cárnico abastezca al mercado local con valores acordes al bolsillo de las familias».

«La carne bovina entrerriana llegó en 2020 a 33 mercados externos alcanzaron los USD FOB 164.887.519,77 (el 11,57% de las exportaciones totales entrerrianas), o 43.049,98 toneladas. La tendencia en los últimos años ha sido de un crecimiento constante y esta medida ha generado riesgos en la estabilidad laboral de cientos de trabajadores», aclaró el titular de la cartera productiva.

«Entendemos como lógico que desde el gobierno nacional se apliquen políticas para contener la suba de precios pero ya sabemos por experiencias anteriores, que limitando las exportaciones no se corrige esta situación», concluyó el funcionario.