Boris Johnson se opone a nuevos confinamientos pero anuncia medidas para el invierno

Este martes se espera que el primer ministro, Boris Johnson, derogue los poderes que ya no son necesarios de la Ley de Coronavirus, aunque anunciará un plan para enfrentar el invierno con eje en la vacunación.

Boris Johnson

El Gobierno británico está listo para anunciar este martes su plan para combatir el coronavirus durante el invierno, haciendo hincapié en las vacunas y aunque se opone a nuevos confinamientos si continúan los contagios, no se descarta esa posibilidad.

En ese sentido, se espera que el primer ministro, Boris Johnson, derogue los poderes en Inglaterra que ya no son necesarios de la Ley de Coronavirus, entre ellos las facultades para cerrar sectores de la economía, como locales comerciales, o aplicar restricciones a eventos y reuniones.

Sólo se conservarán algunos poderes de la Ley que son fundamentales para proteger y apoyar a la población, como el pago por enfermedad a los que se aíslan desde el primer día en lugar del séptimo, ordenar a las escuelas que permanezcan abiertas si cierran en contra de la guía del gobierno y ayudar a los hospitales públicos a obtener los recursos de emergencia que necesitan.

Se mantendrán además los requisitos legales para que alguien se aísle si da positivo de coronavirus, para proteger a los más vulnerables de la infección y para controlar la propagación de variantes.

También se tendrá en cuenta la posibilidad de reintroducir el uso de barbijos y el trabajo en en los domicilios si las circunstancias lo requieren.

Las vacunas seguirán siendo la primera línea de defensa durante los meses de otoño e invierno respaldadas por nuevos tratamientos, test y un sistema de vigilancia de variantes líder en el mundo, dijo hoy Johnson.

«Estoy decidido a deshacerme de cualquier poder que ya no necesitemos debido a nuestras defensas de vacunas», aseguró.

En Inglaterra la gran mayoría de las restricciones se levantaron el 19 de julio, cumpliéndose el paso 4 de la hoja de ruta que había trazado el Gobierno.

Al 9 de septiembre, casi el 90% de la población del Reino Unido mayor de 16 años ya había recibido una primera dosis de la vacuna contra el coronavirus y más del 80% están completamente vacunados.

Sin embargo, el Gobierno británico espera que los meses de invierno traerán nuevos desafíos y el coronavirus circulará junto con la gripe y otros virus respiratorios, mientras permanece la amenaza de una nueva variante.

Pero considera que es difícil predecir con certeza cómo interactuarán y qué presión pueden ejercer sobre el NHS (como se le llama al sistema público de salud.

Informó que se pidió al Comité Conjunto de Vacunas e Inmunización (JCVI), que considerara un programa de refuerzo de la vacuna contra el coronavirus para toda la población.

Por el momento las vacunas de refuerzo se están ofreciendo a los más vulnerables.

También se espera que el programa de refuerzo de la vacuna comience este mes y se tome una decisión sobre la vacunación para los niños de 12 a 15 años.

«Pero es un pequeño paso para protegernos a nosotros mismos y proteger a otras personas», destacó el premier.

Según se informó, las restricciones de viaje también serán revisadas y simplificadas.

El Gobierno abandonó ayer su proyecto de imponer un pasaporte sanitario para poder acceder a discotecas y otros lugares muy frecuentados en Inglaterra, por considerarlo innecesario ante el éxito de la campaña de vacunación.

Ayer otras 56 personas murieron por coronavirus, lo que eleva el total de Reino Unido a 134.200.

Deja una respuesta