Concordia despide a su ultima Madre de Plaza de Mayo: fallecio Alejandra Laffitte de Maschio

Alejandrina Laffitte de Maschio, quien en 2018 recibió los restos de su hijo Raúl “Tito” Maschio, falleció este sábado 9 de marzo luego de varios días de estar internada. 

Eduardo “Chiche” Maschio, hijo de Alejandrina, se refirió a su dolorosa pérdida familiar diciendo que “es un momento duro. Muchos recuerdos pasan por la cabeza y me queda de ella esa contradicción que le tocó vivir. Un dolor desgarrador como es la pérdida de un hijo, pero haberse mostrado como una leona cuando tuvo que meter mucho coraje, mucho dinamismo para pelear por él”.

Maschio remarcó que «mi vieja fue un ejemplo de lucha como lo fueron todas las Madres. Lamentablemente el paso del tiempo les fue ganando y ahora ella era la última Madre de Plaza de Mayo que quedaba en Concordia».

Su hijo contó que «hace unas semanas estaba bien muy lúcida, con mucha memoria. El único problema era que no podía caminar. Estaba postrada pero con sus facultades mentales al ciento por ciento. En una semana tuvo una infección urinaria y continuó con una insuficiencia cardiaca, después insuficiencia renal de las cuales fue imposible sacarla”.

Dignidad y pelea

“La imagen que, todos recordamos de ella sentada en sillón de ruedas, frente a la tumba del hijo reflexionando, era el sello de 41 años de lucha por él. Ella se había reservado el nicho de al lado y ahora va a estar junto a su (Tito) hijo por quien peleó tanto tiempo. Esa foto sintetiza el motivo por el cual ella se fue en paz: recuperó el cuerpo de su hijo y se le dio cristiana sepultura», señaló Eduardo Maschio.

Además, «eso fue muy simbólico para nosotros, los militantes. Así también lo sentía yo, no tanto ya como hijo sino como militante que lo fui en un momento. Dicha imagen, quien la saco, creo que fue casual, resume el motivo por el cual ella se sacó una Catedral de encima el haber recibido y presidido todas las ceremonias que se hicieron cuando trajeron sus restos y quedó en paz. Vivió todos estos meses muy bien”, agregó su hijo.

Memoria, Verdad y Justicia

Eduardo contó también que “antes de encontrar los restos de mi hermano ella vivía llorosa, la encontrabas con los ojos llenos de lágrimas. Cuando se lo dije y trajimos la urna acá a casa donde pasó la noche, fueron las últimas dos veces que la ví llorar. Después ya la vi en paz, con otro temperamento, con otro semblante. Como que había logrado y de haber tenido la oportunidad de sepultar a su hijo. Un reconocimiento a la lucha y mucha paz para ella».

Después de 41 años, los restos de “Tito” Maschio regresan a Concordia

Por último, Eduardo Maschio valoró que «Ellas, Las Madres; a pesar del tremendo dolor jamás en su vida pidieron venganza ni mucho menos Pena de muerte. Siempre pidieron Memoria, Verdad y Justicia, todo dentro de la Ley”.