Desorientados, los movimientos sociales suspendieron la marcha para respaldar a Alberto Fernández

Los movimientos sociales alineados con Alberto, suspendieron la marcha organizada para esta tarde, en respuesta a un pedido explícito del Presidente, que buscaría evitar una escalada de tensión con el kirchnerismo. Reina la desorientación y es evidente el intento de reescribir los sucesos del día de ayer y hacerlos más digeribles, sobre todo para los propios con la idea de mantener la escasa sensación de unidad que reina.

El Gobernador de San Juan, Sergio Uñac se reunió esta mañana con el Presidente en manifestación de apoyo.

Asesorado por los Gobernadores (esta mañana desayunó con Sergio Uñac Gobernador de San Juan) y por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, en la Quinta de Olivos, Alberto consideró que una movilización del peronismo para sostener al peronismo contra el embate del peronismo podía generar más tensión en medio de la crisis política que atraviesa el Gobierno.

En un primer momento, el respaldo fue importante para la Casa Rosada que a medida que la posición de Cristina iba ablandándose, fue buscando relajar la situación. De ahí el comunicado de esta mañana a los movimientos sociales.

El Movimiento Evita salió inmediatamente a marcar posición con un comunicado en respaldo al Presidente. Entre los dirigentes más destacados del Evita se encuentran Fernando “Chino” Navarro” y Emilio Pérsico, ambos funcionarios nacionales; Mariel Fernández, intendenta de Moreno, Leonardo Grosso, diputado nacional; Gildo Onorato, secretario gremial de la UTEP y entre otros, la senadora provincial Patricia Cubría y Alejandro Gramajo.

Luego se sumó Barrios de Pie, cuyo coordinador nacional es Daniel Menéndez. “Expresamos nuestro rotundo apoyo al presidente de la nación Alberto Fernández. Estamos inmersos en una de las peores situaciones de nuestra historia. Nuestro compromiso es fortalecer la unidad y el trabajo en conjunto desde los distintos espacios del Frente de Todos. Nuestro compromiso es con el pueblo”. El lema del espacio para la marcha frustrada de hoy era “nadie se salva solo”.

Juan Carlos Alderete, el líder de la Corriente Clasista y Combativa, y diputado nacional alineado a la bancada oficialista, opinó lo mismo y dejó en claro su apoyo al Presidente.

Gildo Onorato, secretario gremial de la Unión de Trabajadores de la Economía Popular (UTEP) y dirigente del Evita le aseguró a este medio que la marcha se suspendió: “Por responsabilidad institucional sabiendo que la sociedad rechaza las intrigas de palacio. El mensaje del domingo fue muy fuerte y hay que ponerse a trabajar para generar empleo y evitar más dolor. Bajamos la marcha para facilitar el camino de la unidad y evitar que sean beneficiados los divisionistas”.

Pérsico, quien además es funcionario en el ministerio de Desarrollo Social, le confirmó a Infobae que esta mañana, después de reunirse con otros dirigentes sociales decidieron suspender la movilización hacia Plaza de Mayo para “evitar divisiones internas” y para “bajar tensiones” y “a favor de la unidad”. También aclaró que desde la Casa Rosada no le solicitaron “levantar la movilización”.

“Después de hablar con los compañeros y decidir que era mejor, al menos por ahora suspender la marcha, lo llame a Santiago Cafiero y le comuniqué la decisión que tomamos. Nuestro apoyo al compañero Alberto es total”, aseguró Pérsico.

Horas antes Grabois, un dirigente popular alineado a Cristina Fernández, publicó un Tweets que decía: “Cinco funcionarios pusieron su renuncia a disposición del Presidente, algunos dirigentes estamos pidiendo cambios en el rumbo económico y el funcionamiento del gabinete ¿eso es un golpe? Jodeme, pensé que se llamaba democracia”.

Funcionarios del gobierno nacional tomaron con alivio la suspensión de la marcha en apoyo al primer mandatario. Hay quienes sostenían que podía ser interpretada como una manifestación en contra a la vicepresidenta de la nación. Lo mismo ocurrió dentro de algunos sectores que integran la UTEP y por eso no movilizaban.

Pérsico y Fernando “Chino” Navarro, también funcionario y hombre cercano al Presidente y Cafiero afirman que la marcha, que iba a partir desde los barrios más populares del conurbano bonaerense, no era en contra de nadie sino “a favor del gobierno que integran Alberto y Cristina”.

Las dificultades para encubrir el carácter de golpe interno de la movida de Cristina, pone en aprietos a todos los funcionarios que buscan de alguna manera mantener la apariencia de Coalición de Gobierno, algo que empieza a ser una verdadera aventura literaria.