Después de un día tenso, Cristina impuso a Batakis al frente de Economía.

Los argentinos pasamos la jornada entera con los ojos puestos en la “puerta verde” de la residencia de Olivos. Los nombres que se barajaron fueron chocando todos contra una realidad, si no había consenso con Cristina, el Ministro ungido por el devaluado Presidente no tendría chances de sobrevivir. Hace minutos se confirmó el nombre de la ex funcionaria de la gobernación de Scioli al frente de Economía. Mientras, se busca llevar a Massa al Gabinete para fortalecer la imagen de gobernabilidad, está claro de entrada que el Gobierno sigue tomando la decisión que Cristina le permite tomar.

Batakis, ex Ministro de Economía de Scioli en la Provincia de Buenos Aires

Con la inflación viajando a un ritmo del 85%, la actividad estancada, un riesgo país promedio de 2.500 puntos básicos, sin reservas, 50% de pobres, 10% de indigentes, la situación es desastrosa.

La idea de Cristina de que la situación se resuelve por vías políticas terminó imponiéndose, mientras los indicadores de la economía argentina muestran una bomba de tiempo a punto de explotar.

Algunos pensaron que podían llamar a alguien que pudiera tranquilizar al FMI y a los Mercados mientras que en realidad era claro que eso no pasaría. ¿Por qué sacar a Guzmán si hubieran tenido la idea de seguir haciendo lo que predicaba Guzmán?

Batakis es un nombre que llega por descarte y de ninguna manera generará tranquilidad. Mientras se busca llevar a Massa al Gabinete para fortalecer la imagen de gobernabilidad, está claro de entrada que el Gobierno sigue tomando la decisión que Cristina le permite tomar.

El Mercado local dará alguna señal, pero el verdadero examen será el martes cuando Wall Street abra después del feriado del 4 de julio por la independencia de Estados Unidos.

Mientras, seguimos sin gasoil para el campo, empieza a faltar para la generación de energía, faltan insumos para producir por las trabas a la importación, no hay dólares en el Central, no hay gas, no se avanza en la segmentación de tarifas aumentando la brecha, el dólar sigue subiendo, tenemos proyectada una inflación que no será menor de 80 puntos…

A nadie en el Gobierno parece importarle la Argentina.