Diputados opositores denuncian a Cristina Caamaño por posible encubrimiento y piden investigar la identidad del copiloto del avión

Gerardo Milman, acompañado por López Murphy y Franco Rinaldo, pidió determinar si la ex interventora de la AFI cometió el delito de encubrimiento. Sostienen que este tripulante podría haber cambiado su nombre en el pasaporte y ser en realidad un “activo colaborador de la inteligencia iraní”

Piden investigar si Caamaño es responsable de encubrir a terroristas

El diputado nacional Gerardo Milman hizo una presentación en la causa penal que investiga si el avión de la empresa venezolana Emtrasur tiene vínculos con el terrorismo. Pidió determinar si la exinterventora de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) Cristina Caamaño cometió el delito de “encubrimiento” y solicitó que se investigara a uno de los tripulantes -según esta presentación, el copiloto- porque, de acuerdo con Milman, no sería quien dice ser.

Además de Milman, firman el escrito Ricardo López Murphy y Franco Rinaldi, patrocinados por los abogados María Eugenia Talerico, que es miembro del Consejo de la Magistratura, y Yamil Santoro.

“Ha llegado a nuestro conocimiento que el copiloto del Boeing 747 iraní, Mohammad Khosraviragh, quien presentó ante migraciones de Argentina el pasaporte Z46712482 en verdad tendría como apellido el de Khosrviragh”, afirman los denunciantes, que sostienen que “es muy común en el mundo árabe o persa” que las personas “tomen como apellido sus lugares de nacimiento”. Y afirman: “En esas costumbres, los miembros de Hezbollah, Quds y otras organizaciones deforman sus nombres/apellidos, cambiando letras o jugando con las pronunciaciones, cosa que para los occidentales no es sencillo determinar y por supuesto sirve para eludir la identificación clara y directa de la persona en cuestión”.

De acuerdo con la presentación que encabeza Milman, “Khosraviragh’ encontrará un parecido fonético con ‘Khosravi Irak’ y este es un indicio de la verdadera identidad del copiloto” del avión investigado. Según este escrito “el copiloto que se identificó como Mohammad Khosraviragh, sería nacido en territorio iraquí pero en verdad podría ser ‘Mohammad Khosrviragh hoy un activo colaborador de la inteligencia iraní y el enlace principal de las operaciones entre Venezuela y Argentina”.

Los dirigentes opositores no revelan la fuente de sus afirmaciones, pero aseguran que “Mohammad Khosrviragh’ trabajó varios años y en forma muy cercana al General Qassem Soleimani y hasta su muerte, quien fue el jefe de la fuerza de elite Quds y arquitecto de la creciente influencia militar de Irán en Medio Oriente y las acciones de esta fuerza a nivel global”.

Y dicen: “Esta situación que importaría asociar a otro de los tripulantes del avión con altos rangos iraníes y actividades vinculadas al terrorismo internacional, nos imponen poner este dato en conocimiento de V.S. para que se realice la investigación con rigor para poder determinar si quien ingresó a la argentina con nombre Mohammad Khosraviragh y pasaporte Z46712482, en verdad resulta ser Mohammad Khosrviragh”.

Los dirigentes opositores dan por probado que el avión sigue siendo iraní porque figura como de propiedad de Mahan Air en el sitio web ch-aviation, al que definen como de referencia para toda la industria.

En cuanto a la denuncia contra Caamaño, la presentación encabezada por Milman advierte que la información sobre las sospechas respecto del avión “podría haber sido recibida en la AFI antes de que ella deje el cargo” y sostiene que por ese motivo debe ser investigada.

Deja una respuesta