Durante la madrugada Putin ordenó la invasión a Ucrania

Con el argumento de “proteger al Donbás” en manos de separatistas prorrusos, Vladimir Putin lanzó una operación especial. Instó a las fuerzas ucranianas a deponer las armas y retirarse de los territorios invadidos sin conflictos. Ya se registraron durísimos combates. Biden aseguró que la OTAN responderá con firmeza.

Vladimir Putin anunció una operación especial que es en la practica una invasión

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, anunció el inicio de una operación militar especial en Ucrania según sus argumentos para «proteger al Donbás», la región de los separatistas prorrusos. El líder del Kremlin instó a las fuerzas del vecino país a deponer las armas e «ir a casa».

De inmediato comenzaron los ataques en Kiev y otras ciudades estratégicas de Ucrania, cuyo gobierno definió la ofensiva como una «invasión» de su territorio. El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, consideró «injustificado» el ataque y anticipó que responderá junto a sus aliados.

“Las circunstancias nos obligan a tomar medidas decisivas e inmediatas. Las repúblicas populares de Donbass se dirigieron a Rusia con una solicitud de ayuda. En este sentido, de conformidad con el Artículo 51, Parte 7 de la Carta de la ONU, con la sanción del Consejo de la Federación y en cumplimiento de los tratados de amistad y asistencia mutua con la DPR y la LPR ratificados por la Asamblea Federal, he decidido llevar a cabo una operación militar especial”, afirmó Putin en la madrugada rusa.

Lo hizo en un mensaje que se emitió por televisión, donde aclaró que “su objetivo es proteger a las personas que han sido objeto de intimidación y genocidio por parte del régimen de Kiev durante ocho años”.

“Para ello lucharemos por la desmilitarización y desnazificación de Ucrania. Además de llevar ante la justicia a quienes cometieron numerosos crímenes sangrientos contra civiles, incluidos ciudadanos de la Federación Rusa”, avisó el líder ruso.

Minutos después del anuncio, en Kiev y otras ciudades ucranianas comenzaron a registrarse explosiones y también cortes de luz. La capital ucraniana, de hecho, fue blanco de los primeros bombardeos lanzados por Rusia.

Además, las fuerzas aerotransportadas del Kremlin estaban tratando de tomar el control del aeropuerto de esa ciudad, según confirmó en Twitter el senador estadounidense Marco Rubio, uno de los miembros de la Comisión de Inteligencia del Senado de Estados Unidos.

El presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, impuso este jueves la ley marcial en todo el país. La comunicación la efectuó en un video que difundió a través de su canal oficial de la aplicación de mensajería Telegram.

“Rusia llevó a cabo ataques contra nuestra infraestructura militar y nuestros guardias fronterizos. Se escucharon explosiones en muchas ciudades de Ucrania. Por eso, estamos introduciendo la ley marcial en todo el territorio de nuestro país», expresó Zelenski.

La advertencia de Putin

Putin advirtió a otras naciones que cualquier intento de interferir con las acciones rusas resultará en «consecuencias que nunca antes han visto».

“Quien intente interferir con nosotros, y más aún crear amenazas para nuestro país, para nuestro pueblo, debe saber que la respuesta de Rusia será inmediata. Espero ser escuchado», manifestó.

Además, acusó a Estados Unidos y a sus aliados de desatender las exigencias de Rusia de evitar que Ucrania se integre a la OTAN y de ofrecerle a Moscú garantías en materia de seguridad y añadió que todos los elementos de las fuerzas armadas ucranianas que depongan las armas podrán salir de manera segura de la zona de conflicto.

En paralelo, Putin se dirigió a los militares rusos que se encuentran en la zona de conflicto: «Estimados compatriotas, estoy seguro de que los soldados y oficiales de las Fuerzas Armadas rusas dedicados a su país cumplirán su deber con profesionalidad y valentía».

La respuesta de Estados Unidos

En contrapartida, Estados Unidos, a través de su embajadora en la ONU, Linda Thomas-Greenfield , solicitó a Rusia que “se detenga”, que retorne «a sus fronteras» y que «regrese las tropas al cuartel».

El presidente de ese país norteamericano, Joe Biden, acusó a Putin de lanzar un ataque «no provocado e injustificado» contra Ucrania y de apostar por una «guerra premeditada» que provocará pérdidas «catastróficas».

Mediante un comunicado oficial difundido por la sala de prensa de la Casa Blanca, el mandatario estadounidense aseguró que estará «monitoreando» el conflicto entre ambas naciones europeas y precisó que recibirá «actualizaciones periódicas» de su equipo de seguridad nacional.

«Solo Rusia es responsable de la muerte y la destrucción que este ataque traerá y Estados Unidos y sus aliados y socios responderán de una forma unida y decidida. El mundo hará que Rusia rinda cuentas», señaló Biden en un breve comunicado.

Anticipó también que el jueves por la mañana se reunirá con sus homólogos del G7 antes de dirigirse a los estadounidenses para «anunciar más consecuencias» contra Rusia, por «este innecesario acto de agresión contra Ucrania y la paz y seguridad globales».

«También nos coordinaremos con nuestros aliados de la OTAN para asegurar una respuesta fuerte y unidad que disuada cualquier agresión contra la Alianza», añadió Biden.

En la misma dirección se pronunció la OTAN. Lo hizo a través de su secretario general, Jens Stoltenberg, quien condenó el «ataque temerario y no provocado» de Rusia a Ucrania y alertó que ponía «incontables» vidas en riesgo.

«Una vez más, a pesar de nuestras repetidas advertencias e incansables esfuerzos para comprometernos en la diplomacia, Rusia ha escogido el camino de la agresión contra un país independiente y soberano», agregó el diplomático en un comunicado.

Stoltenberg consideró que se trata de “una grave violación del derecho internacional y una grave amenaza para la seguridad euroatlántica” y anunció una reunión de los aliados de la OTAN para abordar las «consecuencias de las acciones agresivas de Rusia».