El BCRA está quemando los dólares que quedan y se acerca peligrosamente al límite

El Banco Central (BCRA) estuvo utilizando todas las herramientas disponibles a su alcance para intentar mantener al tipo de cambio lo más calmo posible de cara a las elecciones. Vendió bonos en el mercado, dólares en el mercado de cambios y vendió también dólar futuro. Aun así, la presión cambiaria se mantuvo latente.

Tras la tregua post elecciones se espera que el dólar retome su tendencia al alza

El BCRA no mostró reparos en sacrificar reservas en los últimos días con el único objetivo de calmar al dólar en la antesala de las elecciones.

Según datos provistos por los analistas de Criteria, las reservas netas cayeron de u$s 10.405 millones en septiembre a u$s 6098 millones en la actualidad. Las reservas líquidas, por su parte, hoy rondarían los u$s 100 millones, muy por debajo de los u$s 2159 millones de septiembre.

Al límite con el dólar futuro

Del mismo modo, otra de las herramientas que usó el BCRA para calmar al dólar fueron las ventas de futuros, los cuales han tenido un protagonismo central en estas últimas semanas. Tanto es así que el Central habría alcanzado su límite de capacidad de venta.

Los analistas de Cohen afirmaron que la semana pasada sobresalió el volumen de la operatoria de dólar futuro, con un promedio diario de casi 1 millón de contratos operados.

«Si bien es muy difícil de estimar, debido al fuerte incremento de volumen, creemos que la posición vendida del Banco Central podría encontrarse cerca del máximo del año pasado de u$s 5800 millones, y no muy lejos del límite legal de intervención (u$s 5000 millones para ROFEX y u$s 4000 millones para MAE). Si bien es factible una ampliación temporal de dicho límite, no se puede descartar que los precios tomen velocidad en las próximas semanas por dicho motivo», advirtieron desde Cohen.

Desde la consultora 1816 expresaron en un informe enviado a clientes el límite en el cual se encuentra el BCRA en relación a su posición vendida en dólar futuro.

«En lo que va de noviembre, el Central vendió u$s 650 millones en el dólar oficial y cerca de u$s 300 millones en el dólar contado con liquidación. Más impactante que eso es que, en las 10 ruedas de noviembre, el Central vendió cerca de u$s 2700 millones en futuros (a razón de u$s 270 millones por rueda), considerando que eso es lo que subió el interés abierto de Rofex y MAE en el período», dijeron.

A su vez, desde la consultora agregaron que, al cierre del viernes, el interés abierto entre los dos mercados era de u$s 7800 millones, incluyendo u$s 6000 millones en Rofex y u$s 1800 millones en MAE.

«Estimamos que el BCRA está vendido unos u$s 6000 millones en total, con una posición vendida de u$s 4500 millones en Rofex y u$s 1500 millones en MAE. Si esas estimaciones son correctas, entonces el BCRA podría llegar a su límite de Rofex (u$s 5000 millones) antes de fin de mes. El límite en MAE es de u$s 4000 millones», advirtieron desde 1816.

Claras expectativas de devaluación

El mercado ve riesgos de una posible devaluación, lo cual genera un escenario de alta demanda por cobertura cambiaria.

Es por ello que las tasas implícitas subieron desde el rango del 30% al 66%, para el rango de meses de noviembre a junio, al nuevo rango de 38% al 66%.

Sin embargo, en el día de ayer, las tasas corrigieron a la baja. Los instrumentos que ajustan por expectativas de devaluación reflejaron caídas generalizadas de la curva de futuros con igual efecto en los bonos dólar linked.

«Hubo fuertes bajas luego de la tensión pre electoral. Las implícitas de Rofex retrocedieron, en promedio, 996 puntos básicos de Tasa Efectiva Anual», detalló Andrés Reschini, de F2 Soluciones Financieras.

Pese a ello, y en línea con lo que remarcan desde Cohen, las expectativas de devaluación siguen siendo altas para los próximos meses, con tasas de 62% y hasta 67% entre enero y junio del año que viene.

Cambio de tono del BCRA

Para llegar a la elección, el Central sacrificó reservas, estrategia que podría estar comenzado a cambiar.

En los primeros ocho días hábiles de noviembre (al 10/11), la entidad habría utilizado US$191 millones de dólares, equivalente a un promedio de US$24 millones diarios, superando ampliamente la intervención récord de US$20 millones diarios de septiembre, previa al ajuste del «Cepo Cambiario» del 05/10.

Desde Portfolio Personal Inversiones advierten que la última información disponible muestra que el 10/11 la intervención habría trepado al récord diario de u$s 47 millones, lo que muestra un volumen in crescendo que volvería insostenible una intervención constante dado un nivel de reservas netas líquidas que al 16/11 se estima en u$s 750 millones.

Los analistas de Portfolio Personal Inversiones afirmaron que la pregunta del millón era si, pasada la elección, el BCRA seguiría utilizando diariamente sus escasas reservas para intervenir en los dólares financieros además de en el MULC

En ese sentido, desde PPI comentaron que ayer la autoridad monetaria comenzó a dar claras señales de que ya no intervendrá tanto en los dólares MEP y CCL con el bono de ley local AL30.

«Esta menor intervención quedó evidenciada en los avances de 2,6% y 2,7% que tuvieron ambos dólares, siendo el mayor avance diario en más de un año en el primer caso y el más alto desde marzo en el segundo. En otras palabras, el BCRA dejó de intervenir este segmento por una cuestión de necesidad más que de deseo, dado que las reservas netas están en niveles críticos, y estas cotizaciones achicaron sensiblemente la brecha con las cotizaciones «libres» de MEP y CCL con GD30″, explicaron.

De esta manera, la brecha de la brecha (diferencial entre los tipos de cambio con AL30 y GD30) se desinfló de viernes a lunes de 7,9% a 4,7% en el caso del MEP (versus dólar oficial, bajó a 97% con GD30 y subió a 88,5% con AL30) y de 15,6% a 10,1% en el caso del CCL (descendió a 107,5% con GD30 y subió a 88,5% con AL30).

Fuente: El Cronista