El campo pide “más contundencia” a sus dirigentes y hay duras críticas a la Mesa de Enlace

Si bien desde el “Grupo Independencia” realizaron un llamado a la unidad, aseguran que “ha llegado el momento de expresar nuestro malestar con más contundencia”. Rurales del norte de Buenos Aires adelantaron que no serán parte del programa de acción de la Mesa de Enlace

El Campo atraviesa una crisis histórica y espera mayor contundencia de sus dirigentes

Las diferencias dentro del sector se hacen cada vez más públicas, sobre todo de parte de los nuevos jugadores que aparecieron en el agro, como lo son los denominados “productores autoconvocados”, quienes insisten a viva voz en la necesidad de llevar a cabo medidas de protestas contundentes contra el Gobierno, mientras que la Mesa de Enlace cree que faltan pasos para llegar a ese punto. Las diferencias no radican en los objetivos, sino en la metodología para lograrlos.

Durante la semana, la Sociedad Rural Argentina (SRA), Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Federación Agraria Argentina (FAA) y Coninagro decidieron emitir un comunicado en el cual remarcaban la incertidumbre y preocupación reinante en el campo por la falta de gasoil y detalló una suerte de plan de acción que incluye una jornada de trabajo con los sectores productivos no solo ligados al agro para reflexionar acerca de la problemática del sector y elaborar un documento, que será difundido a la vera de las rutas.

Para algunos sectores del campo esto no es suficiente. Tal es el caso del denominado Grupo Independencia, que organizó el acto en San Nicolás el pasado 9 de julio y tuvo su mayor hito en la masiva protesta que se llevó a cabo en Plaza de Mayo en abril último, de la cual las entidades no participaron. Si bien en el escrito difundido ponderaron el “cambio de temperamento” de la Mesa de Enlace, al mismo tiempo que esgrimieron un sinfín de quejas hacia el Gobierno nacional, también afirmaron que la situación actual “requiere de medidas de protesta de mayor tenor”.

“Creemos que ha llegado el momento de expresar nuestro malestar con más contundencia. Instamos a nuestro sector a sincronizar las energías y unirnos en un reclamo firme, como así también el resto de los sectores de la economía que, así como nosotros, sienten el hartazgo de trabajar y vivir en un país sin rumbo, que desaprovecha toda ocasión cada vez que el mundo decide darnos una oportunidad”, concluye el comunicado.

También un grupo de rurales del norte de la provincia de Buenos Aires mostraron sus diferencias de criterio, pero con un discurso más subido de tono y evidentemente desafiante con las entidades nacionales. “60 días atrás la Mesa de Enlace decía no saber del reclamo de los productores, no reconocía la legitimidad de los productores autoconvocados y mucho menos, una marcha hacia CABA como medida de protesta. En ese momento a las entidades que solicitábamos apoyo, nos trataron de separatistas y en algún caso se excusaron para hablar sobre el tema”, comienza el duro comunicado.

Así, las nueve rurales firmantes del documento, continuaron expresando que hoy la Mesa de Enlace convoca a “panfletear al costado de las rutas a todo el espectro productor argentino, sin consultar a las entidades de base. ¿Qué pasó con los gobernadores? ¿Qué pasó con los legisladores afines al Gobierno nacional? ¿Qué pasó con los ministros? Nada. Aun así, siguen queriendo agradar a los dos mundos. Nosotros no estaremos”.

Al respecto, Jorge Josifovich, presidente de la Sociedad Rural de Pergamino, una de las entidades firmante del documento, insistió con el concepto de que “no se puede estar de los dos lados” y aseveró que la Mesa de Enlace realizó la propuesta sin consultar a las bases: “Propone reuniones y hacer panfletos para mostrarle a la sociedad en su conjunto qué es lo que hace el campo. Nosotros decidimos no estar porque en su momento no nos escucharon y no nos acompañaron. Hoy nosotros decidimos no acompañar esta acción gremial, que aparentemente ahora no se estaría por llevar a cabo, porque el Grupo Independencia y los autoconvocados quieren medidas más enérgicas que un panfleto”.

Además, Josifovich expresó que aparte de no ser consultados, no comparte dicha estrategia gremial, ya que “no tenemos porque decirle a la gente que transita por las rutas cómo son los procesos del campo, ni cómo producimos, ni nuestros números. Nadie sabe cómo es el proceso de la industria alimenticia ni de la de indumentaria. Sin embargo, todos convivimos con ellos. Hoy hay falta de gasoil, pero el descontento viene desde hace mucho tiempo. Son muchas las medidas que hay que tomar y la estrategia gremial la debemos consensuar entre todos, no en algunas mesas chicas de toma de decisiones”.

Convocatoria

Otra de las agrupaciones que hizo saber su parecer ante la iniciativa fue la Mesa de Enlace, pero que no necesariamente fueron críticas, sino que convocó a unirse a dichas acciones. Se trata de la Asociación de Argentina de Productores Agropecuarios (AAPA), que pidió en un comunicado “dejar de lado cualquier diferencia y sumarse a la jornada en pos de aportar sugerencias y opiniones para enfrentar directamente la gravedad de la problemática que nos afecta en común. Estamos convencidos de que juntos podemos lograr un consenso definitivo de cómo hacernos respetar ante la brutal embestida del Gobierno contra nuestro sector, el cual ha tocado ya todos sus límites”.

El presidente de AAPA, Pedro Zavala, remarcó la necesidad de que diferentes actores del campo se junten y se unan para “establecer una mesa de consensos a pesar de las diferencias. Debemos encontrar ese consenso de cómo tenemos que seguir adelante. No sé si hay divisiones en el agro, sino que creo que hay demasiados sectores con muchas opiniones y quizá lo que se debe hacer es escucharlas y buscar una común”.

Respecto a la iniciativa de la Mesa de Enlace, Zavala consideró que brindar información a la ciudadanía “nunca está de más, pero quizás no sea la medida más efectiva, porque el productor está pasando una situación compleja, grave. Las economías regionales están destruidas, el sector agrícola ganadero está muy golpeado por las medidas oficiales y creo que llegó el momento de hacernos escuchar de la manera más conveniente”.