El dólar no modifica su tendencia ascendente

El dólar libre no se detiene. Esta semana, rompió dos veces su techo histórico. El martes, cuando su precio de venta ascendió a $ 211, y hoy lo superó al escalar a $ 213. La devaluación del peso continuará durante todo el año por múltiples factores.

Un candado cada vez mas complejo de sostener

Al respecto, los analistas señalan varios motivos. Principalmente, apuntan a la fuerte emisión monetaria que el Banco Central (BCRA) llevó adelante durante los últimos meses para cubrir el déficit fiscal y en el marco del período electoral que se dio entre septiembre y noviembre del año pasado.

De acuerdo con los economistas, a esto se suman algunos cambios en la demanda estacional de pesos. Diciembre y principios de enero suele ser un período de mayor necesidad de la moneda local por parte de las personas y las empresas, pero este aspecto empieza a cambiar a partir de la segunda mitad de este mes.

Además, esto se da en un escenario de creciente incertidumbre en el mercado local, debido a las negociaciones entre el Gobierno y el Fondo Monetario Internacional (FMI) para reestructurar la deuda, sobre lo cual se perciben muy pocos avances y cada vez hay más dudas sobre cómo terminará este proceso.

El presidente del Banco Central, Miguel Pesce, emitió $ 2,12 billones durante 2021.

«En la medida en la que va cayendo la necesidad de tener pesos, la brutal emisión monetaria que hizo el Central termina presionando al tipo de cambio. Es lógico que siga la presión. Por suerte, por ahora el MEP está en relativa calma, sino la suba podría ser mayor», afirmó el analista financiero Christian Buteler.

Asimismo, Martín Vauthier, director de Anker Latinoamérica, destacó que a partir de la segunda quincena de enero habitualmente se empiezan a revertir de manera gradual los factores estacionales que entre diciembre y principios del año ayudan a «anestesiar» un poco el tipo de cambio en el mercado informal.

«Parece que se está normalizando la oferta de dólares y la demanda de pesos. Eso generalmente se empieza a ver desde esta semana y la que semana viene. Este puede ser uno de los factores que están ampliando la cotización del dólar blue», agregó Sebastián Menescaldi, director del Estudio EcoGo.

De acuerdo con Menescaldi, además del «ruido» por la negociación con el FMI, sigue habiendo un exceso de pesos en la economía, producto de la fuerte emisión monetaria de los últimos meses, a pesar de que el Central pudo «retirar bastantes» pesos de la economía a través del incremento de las tasas de interés.

El futuro

Hacia el futuro, los analistas señalan que la dinámica de los dólares paralelos dependerá de varios elementos. Principalmente, de lo que termine sucediendo con la negociación con el FMI y las medidas económicas que el Gobierno lleve a cabo a partir de un eventual acuerdo con el organismo. 

En ese sentido, el economista Jorge Neyro comentó que si hay buenas noticias en relación al acuerdo con el Fondo, será posible ver que la presión sobre los paralelos ceda. Pero, en caso contrario, y ante una mayor incertidumbre, podría verse una aceleración en las cotizaciones.  

«En el corto plazo, no es fácil preverlo. Se mezclan factores técnicos, estacionales y fundamentales, en un mercado con un volumen limitado. Pero creo que mientras no haya buenas noticias sobre factores fundamentales, como la negociación con el FMI y un programa económico creíble, los factores estacionales van a hacer que siga la presión sobre el dólar», advirtió Vauthier.