El indec informó que el índice de pobreza fue de 40,6 por ciento durante el primer semestre del año

En un contexto de recuperación económica mundial, después del mínimo de actividad que significó la Pandemia en 2020, el indicador de Pobreza en Argentina se mantuvo por encima de los 40 puntos registrando un leve retroceso, mientras que el índice de indigencia se profundizó y se ubicó en un 10,7 por ciento. Estos valores solo fueron superados en momentos de profunda crisis como la hiperinflación de 1988 o la crisis de 2001.

El INDEC comunicó que el índice de pobreza en Argentina para el primer semestre de 2021 fue del 40,6 por ciento

A pesar del poco enérgico rebote de la actividad económica, el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) informó este jueves que el índice de pobreza fue de 40,6% en el primer semestre del año, reduciéndose un 0,4% respecto al primer semestre de 2020, mientras que el nivel de indigencia se ubicó en 10,7% en el mismo período.

«Con respecto al segundo semestre de 2020, la incidencia de la pobreza registró una reducción de 0,4 puntos porcentuales (p.p.) en los hogares y de 1,4 p.p. en las personas. En cambio, en el caso de la indigencia, mostró un aumento de 0,4 p.p. en los hogares y de 0,2 p.p. en las personas» dijo el INDEC.

Si bien la actividad económica creció respecto al 2020, año signado por las mayores restricciones producto de la pandemia por coronavirus, no se vio reflejado en el nuevo informe del organismo.

El semestre anterior la pobreza alcanzó el 42%, mientras que el primer semestre del año pasado fue del 40,9%. Por su parte, el nivel de indigencia se había mantenido en 10,5% en ambos períodos.

El costo de la Canasta Básica Alimentaria (CBA), que marca el umbral por debajo del cual se cae en la indigencia, se había incrementado al final de primer semestre, en junio, un 3,6% para una pareja con dos hijos, que necesitaron percibir ingresos por unos $28.413,82, de acuerdo al Indec.

En tanto, el costo de la Canasta Básica Total (CBT), que marca la línea de pobreza, fue de $66.488,33, con un aumento del 3,2% mensual.

En los primeros seis meses del año, el valor de la CBA se incrementó el 25,3%, mientras que el de la CBT avanzó 22,7%. Además, en junio de este año el salario mínimo, vital y móvil fue de $ 25.272 mensuales.

Desde comienzos de los años 70, cuando rondó el 5%, en todas las siguientes décadas, con altibajos, la pobreza fue subiendo con picos de más de 40% durante la hiperinflación de 1989 y de más del 50% con el estallido de la convertibilidad (2002) para estabilizarse en los últimos años entre un 30 y 42% en las mediciones semestrales.

Leve rebote de la economía

Según informó el INDEC, la actividad económica creció un 0,8% en julio respecto a junio de este año y tuvo un rebote del 11,7% en comparación con el mismo período del año pasado.

Con el 0,8% de julio, el Estimador Mensual de Actividad Económica (EMAE) mostró un alza de 10,5% en los primeros siete meses del año.

El dato oficial de julio sorprendió porque viene a contramano de lo que mostraban los relevamientos privados. El estimador de Actividad Económica del Estudio Ferreres anticipaba una contracción de 1,8%. De hecho, el índice de Producción Industrial que realiza el propio INDEC mostró una retracción del 2,6% del sector manufacturero pese a que venía siendo uno de los más dinámicos.

«Con estos datos, la actividad económica se ubica en el mayor nivel desde el inicio de la pandemia y solo 0,8% por debajo del nivel pre-covid de febrero de 2020», indicaron desde el ministerio de Economía.