El intendente de San Nicolás lamentó la ausencia de apoyo durante el “sitio” que le impuso el Sindicato de Camioneros

Después de que se levantara el bloqueo, Manuel Passaglia dijo que no recibió ningún tipo de apoyo del Gobierno Provincial, ni tuvo comunicación alguna con Kicillof. Habló de “extorsión” y dijo que normalizar la situación llevará 72 horas; “Nos estamos preparando para resistir por si quieren volver al conflicto”, anticipó.

Hugo Moyano apoyó el bloqueo a la Ciudad de San Nicolás tras la condena de dos sindicalistas

Después de que el sindicato de Camioneros levantara el bloqueo que dejó a San Nicolás sin recolección de residuos durante tres días y con cortes en los accesos que complicaron la entrada de mercadería, el intendente de la ciudad, Manuel Passaglia, se quejó por la falta de apoyo de la administración provincial al contar que el gobernador Axel Kicillof no se comunicó con él durante estos días. “Nos sentimos muy solos”, dijo Passaglia, de Juntos, quien aseguró que tampoco tuvo diálogo con personal del gremio.

“Durante todos estos días que sufrimos los nicoleños no nos llamó absolutamente nadie del gobierno, ni del sindicato de camioneros”, sostuvo en LN+ cuando fue consultado al respecto de qué injerencia tuvo Kicillof para la resolución de este problema que se inició el viernes pasado, en respuesta a la detención de dos sindicalistas procesados por bloquear el acceso a la planta de la empresa Rey Distribución SRL de San Pedro, en 2018.

“En ese sentido nos sentimos muy solos, siendo que esto es algo que le puede pasar a cualquiera porque la extorsión en este país es bastante habitual, le puede pasar a cualquier ciudad y a cualquier intendente de la Provincia”, agregó el mandatario de 34 años.

Los dos gremialistas apresados son el dirigente Fernando Espíndola y el secretario general de la seccional local de Camioneros, Maximiliano Cabaleyro, que es también concejal del Frente de Todos en San Nicolás. Debido a su rol como vicepresidente del cuerpo legislativo, el intendente contó que en el Consejo “se solidarizaron” con Cabaleyro -que con su par están acusados por extorsión y coacción-, pero enfatizó: “Los vecinos de San Nicolás entendieron que era una causa injustificada”.

En tanto, aclaró que va a llevar 72 horas normalizar la situación en la ciudad y advirtió: “Nos estamos preparando para resistir por si quieren volver al conflicto y tomar medidas. No vamos a ceder a ningún tipo de extorsión”.

Tras considerar “injusto” el accionar de los liderados por Hugo y Pablo Moyano, que hizo que San Nicolás se llenara de bolsas de residuos, el intendente volvió a remarcar que en la municipalidad ya estaban “preparados” para que el personal propio recolectara la basura. “Si lo tenía que hacer yo mismo, lo íbamos a hacer. Y si persistía el conflicto estábamos dispuestos a municipalizar los servicios de recolección de residuos porque no podemos estar a merced de los problemas judiciales individuales que tienen los sindicalistas con la Justicia”, indicó el mandatario opositor.

Insistió, además, con que los sindicalistas “tomaron de rehenes a los 160.000 nicoleños” y dijo que sufrieron porque la ciudad “quedó sitiada”. También precisó que como el conflicto era judicial, desde la intendencia no podían ni siquiera negociar. “No depende del intendente ni de ningún nicoleño la detención de los sindicalistas. Fue muy extraña la medida, injustificada y muy agresiva”, comentó Passaglia, que entendió que el conflicto concluyó porque en Camioneros entendieron que desde la Municipalidad no iban a ceder ante los reclamos.

“No nos íbamos a mover ni un milímetro de la decisión porque en esto no hubo grieta, no hubo ideología, todos entendimos que nos estaban tomando de rehenes por una causa injustificada y que íbamos a dar los pasos necesarios para defendernos como ciudad y salir adelante”, sostuvo.