El oficialismo busca pasar 116 DNU por el Senado antes del 10 de diciembre

Marcos Cleri, de La Cámpora, convocó a la comisión bicameral que se encarga de tratar los Decretos de Necesidad y Urgencia para este jueves. Juntos por el Cambio expresó su rechazo y analiza qué postura que tomarán.

Cristina abre el paraguas y busca blindar 116 DNU antes de perder el Quorum propio

A pocas horas de conocerse la derrota de las elecciones del domingo, el camporista Marcos Cleri convocó a la comisión que se encarga de avalar o rechazar Decretos de Necesidad y Urgencia para este jueves a la mañana para darle el visto bueno a 116 DNU. Desde Juntos por el Cambio denunciaron el oficialismo busca despachar los decretos antes de que cambie la composición del Senado (que en estos dos años blindó todos los decretos enviados por el Ejecutivo) y analizan qué postura tomarán en el encuentro.

No pasaron ni 24 horas de las elecciones de medio término y la actividad en el Congreso se reactivó con la grieta como protagonista. Desde por el Cambio insisten con que el Gobierno «acepte la derrota» del domingo.

A través de un comunicado de prensa que difundieron esta mañana señalaron: «Ayer por la tarde, luego de que 2 de cada 3 argentinos le dijeron en las urnas al Gobierno que debe rectificar el rumbo y que Juntos para el Cambio lograra la victoria en 6 de las 8 provincias que eligieron senadores, el oficialismo convocó a la Comisión Bicameral de Trámite Legislativo para que antes que cambie la mayoría en el Senado se despachen 116 decretos de necesidad urgencia».

Para JxC, el oficialismo quiere blindar los decretos antes de perder la mayoría en el Senado.

 El texto, que lleva la firma de los presidentes de los tres bloques de la coalición opositora Mario Negri (UCR), Cristian Ritondo (PRO) y Juan Manuel López (CC) advierte que la intención del oficialismo es avanzar antes de que Cristina Kirchner pierda el quórum en el Senado. Un dato es que desde que Alberto Fernández es presidente, fue la Cámara alta la que avaló los DNU firmados en el marco de la pandemia. Es que allí, a diferencia de lo que ocurre en Diputados, el oficialismo cuenta con mayoría propia.

Asimismo, los jefes de bloque apuntaron que entre los decretos se encuentran aquellos que declararon varias emergencias, prorrogaron la prohibición de despidos, reestructuraron el Presupuesto, autorizaron la emisión de títulos públicos, prohibiciones a la circulación y al comercio prorrogando sucesivamente el ASPO durante meses y crearon estructuras en el Estado.

«Fueron sancionados por el Gobierno durante la pandemia para eludir la intervención del Congreso», denunciaron los opositores.

En tanto, señalaron que el oficialismo pretende «la ratificación sin debate de todas las decisiones inconsultas tomadas por el Gobierno durante la pandemia».

El diputado del PRO Omar De Marchi planteó que «la inmensa mayoría de los DNU fueron firmados con el Congreso funcionando a pleno», al tiempo que subrayó que, buena parte de ellos «son ilegales y dictados sin necesidad y sin urgencia». Para el mendocino, «el Presidente abusó de este procedimiento de excepción para legislar por Decreto clausurando al Parlamento».

Y remató: «En condiciones normales, la mayoría de esos DNUs deberían ser rechazados, con las consiguientes responsabilidades institucionales y penales por parte del presidente Alberto Fernández».

Los integrantes de la comisión de Juntos por el Cambio aún no definieron qué postura tomarán este jueves en la reunión que fue convocada para las 9.30. Según pudo saber este medio, en el grupo de WA que comparten, una de las alternativas que se baraja es impugnar la convocatoria de la reunión convocada por el camporista. Otra alternativa sería dictaminar (rechazando los DNU).

Una tercera alternativa es «invalidar todo». Pero no cada uno de los 116 decretos, sino que «hubo una metodología sistemática de violar la constitución al legislar por decretos sin que existan los motivos como excepción».

Asimismo, quienes sostienen este argumento le plantearon a El Cronista que en el propio volumen de decretos que se dictaron en el último tiempo «habla a las claras que esto no es excepcional».

«Esto de venir a pretender convalidar así ahora es como cuando una fuerza de ocupación está en retirada y empieza a desflecar papeles en la máquina trituradora. Es una vergüenza», denunció uno de los integrantes de la comisión.