El Pata Medina desafió a «todos» con una muestra de impunidad y fuerza en La Plata

A pesar de que la justicia le impide formar parte de cualquier manifestación gremial, el dirigente convocó a una Asamblea General de afiliados de la UOCRA, seccional La Plata, desafiando de este modo a la justicia y complicando la imagen del Frente de Todos de cara a las PASO.

Por Emiliano Damonte Taborda

Medina escribió en Facebook convocando a la concentración: “Hoy lunes 23 de agosto a las 18 hs desde la Agrupación Política 22 de Enero y en unidad con el frente de Agrupaciones Unidas, vamos a hacer una asamblea dónde sellaremos de una vez por todas el destino de los miles de trabajadores y trabajadoras. Hoy no es un día más, hoy es un día que va a quedar grabado en cada uno de nuestros corazones».

Medina que recuperó su libertad ante la inmovilidad de la justicia bonaerense, se encuentra acusado de asociación ilícita, coacción agravada y extorsión reiterada y tiene expresamente prohibido desplegar actividad alguna en la Uocra o asistir a cualquiera de sus locales. Había armado durante años una red mafiosa de recaudación que mantenía presa a la ciudad de la plata y que quedó seriamente comprometida cuando durante la gobernación de Vidal, el dirigente gremial fue detenido. Volvió al ruedo haciendo una convocatoria multitudinaria a los agremiados de la Uocra, bajo la Agrupación Política 22 de enero, parte del Frente de Todos y abiertamente alineada con la candidata kirchnerista Victoria Tolosa Paz.

La ex Gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, manifestó su preocupación por el accionar de Medina, símbolo de la asociación mafiosa en La Plata, quien fue preso durante su gobierno, cuando “la justicia fue independiente”. Vidal agregó, que hoy Medina está libre por que lo liberó “la misma justicia que liberó a 2500 presos con la excusa del covid”.  

Solo una de las cuatro causas que comprometieron a Medina sigue en pie, por asociación ilícita, amenazas y extorsión contra empresarios de la construcción. La causa está en manos del Tribunal Federal 2, de La plata. A esta altura comienza a valer lo de “la culpa no es del chancho, sino del que le da de comer”. Es evidente que Medina se siente completamente a salvo y protegido bajo el ala del Frente de Todos con el que manifiestamente está alineado. Resta esperar las reacciones, primero de la justicia, que debería intervenir ante una violación flagrante y luego del poder político, que por el momento guarda silencio cómplice o timorato, ante un personaje que parecen no poder manejar. El Pata Medina es sin dudas un elemento incómodo en un momento en el que el Frente de Todos busca captar al menos un porcentaje pequeño de indecisos para contener el resultado de una elección que podría venir complicada para la coalición de Gobierno.