En 2022 el superávit comercial podría caer a la mitad

En un clima enrarecido a nivel mundial, con el comercio en crisis post-pandemia, la variante ómicron, el cuadro inflacionario de Estados Unidos, la falta de un rumbo claro, los economistas advierten que el superávit comercial podría rondar los u$s 8000 millones, casi la mitad de los u$s 15.000 millones logrados en 2021.

El superávit comercial podría reducirse a la mitad en 2022

Las exportaciones marcaron récord desde 2012 con u$s 77.934 millones en 2021 y el mejor diciembre histórico con ventas por u$s 6.587 millones según los datos del Indec que destaca en el último informe de la Agencia Argentina de Inversiones y Comercio Internacional. El saldo a favor fue de u$s 15.000 millones pero los economistas advierten que el superávit comercial bajará a casi la mitad este año.

El saldo estimado para el comercio exterior de este año es de u$s 8.410 millones en un contexto de escasez de reservas y negociación con el FMI. «No se descarta un endurecimiento del cepo cambiario o un reacomodamiento más sustancial del tipo de cambio oficial», advirtió la consultora Abeceb sobre el riesgo de devaluación. 

Para el primer semestre del año, se prevé que la mejora de las ventas al exterior llegue sólo al 6%, mientras desde el sector importador alertan que la falta de dólares se puede convertir en un problema para el crecimiento.

Efecto pandemia en el comercio

El Gobierno reconoce que, según los datos de la OMC y Unctad, existe una desaceleración del ritmo de crecimiento de los volúmenes mundiales exportados. Y esto se explica por las «perturbaciones» de la pandemia en la cadena de suministros, la escasez de insumos de la producción y el aumento de casos de COVID-19 con la variante Ómicron. Del otro lado, los altos precios de los fletes producto de la crisis logística mostraron en las últimas semanas una tendencia a la baja.

«Las importaciones aún no llegan a niveles necesarios para sostener una economía que logre niveles de actividad consistentes con un crecimiento genuino», advirtieron desde la Cámara de Importadores (CIRA) en un análisis que plantea que eso representará una barrera para el crecimiento. El Banco Mundial estimó que la Argentina se expandirá un 2,6% este año pero las estimaciones desaceleran hasta el 2023.

¿Por qué se achica el superávit comercial?

Después del récord de exportaciones e importaciones de diciembre y un superávit comercial de casi u$s 15.000 millones, hay economistas que estiman que el saldo de la balanza rondará los u$s 8.000 millones en 2022.

De acuerdo con LCG, en 2022 el superávit comercial total será de  u$s 7.800 millones, lo que implicaría una caída del 47% respecto al total del año 2021. 

«Las importaciones dependerán en gran medida del nivel de exportaciones debido a que en el contexto de escasez que transitamos, los dólares necesarios para adquirirlas van a provenir de las liquidaciones que se ejecuten», advirtieron los economistas que prevén menor dinamismo de la actividad, lo que frenará también la demanda de productos al exterior.  

Abeceb, del ex ministro de Producción Dante Sica, detalló los riesgos. «El panorama para el comercio exterior se torna cada vez más desafiante por un crecimiento mucho más lento del PBI mundial, la desaceleración de China que impacta en commodities y la suba de tasas de la FED». A eso le suman que la sequía habría provocado una pérdida en las exportaciones agrícolas de u$s 900 millones.

 El 2021 cerró con un resultado comercial casi u$s 3000 millones respecto a 2020. «La mejora de los términos de intercambios (+10% anual) fue clave al respecto», detalló LCG, con el que coinciden en Abeceb. La mejora de los precios de los productos que exporta argentina en relación con los que importa «explicó poco más de la mitad del superávit comercial, unos u$s 8000 millones.

El precio de los commodities

«En este sentido, el 2022 carecerá de este impacto positivo, debido a que se esperan menores precios internacionales de los commodities», advirtieron desde la consultora LCG.

 La Agencia de Inversiones que depende de Cancillería, sin embargo, mantiene el optimismo. Según el Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM), las exportaciones del primer semestre de 2022 ascenderían a u$s 37,3 mil millones, 5,7% por encima de lo registrado en el 2021. La proyección que realiza la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) es de similar cuantía: sitúa a las exportaciones argentinas en u$s 38 mil millones en el primer semestre de 2022, aunque por la sequía se perderá un punto de PBI. 

Patricia Valli para El Cronista