En La Paz piden reconstruir el puente que los unia a Corrientes

Piden reconstruir el puente que los unía a CorrientesEl senador por La Paz, Aldo Ballestena, promovió un proyecto de comunicación por el que sugiere que se activen los mecanismos necesarios junto al gobierno de Corrientes para la reconstrucción del Puente Paso Yunque, que une la quinta sección del departamento de Esquina con el de La Paz. 

En los argumentos, el legislador explicó que «es de vital importancia la reconstrucción del puente, ya que el mismo es la vía de comunicación entre la provincia y Corrientes y es importantísimo para el desarrollo productivo, económico y social».

La municipalidad de Esquina (Corrientes) hizo llegar al municipio de San Gustavo, un proyecto de Resolución solicitando la colaboración conjunta, para dar solución a este problema.

El puente fue inaugurado en 1.965, con el aporte de ambas provincias, facilitando a los pobladores de ambas márgenes, el desarrollo productivo, el transporte de las economías regionales, las cosechas, como así también la conectividad social, la salud, la educación, el progreso en sí mismo. Así nació el pedido de construcción del puente, al que las autoridades provinciales y municipales accedieron, colaborando Entre Ríos con la dirección técnica y un 50 por ciento de la mano de obra y Corrientes con la madera necesaria de quebracho, conseguida en el Chaco.

Desde entonces y a su término, en 1.965, sirvió de integración entre los habitantes de las dos provincias en todo aquello que signifique crecimiento para los pobladores del lugar, llegando a tener control policial y de rentas de la provincia.

«La ruta provincial N° 53, nace en éste paraje y empalma con la Ruta Provincial N° 126 y la Ruta Nacional N° 12; por tanto como se podrá ver, éste Puente, que pasa sobre el río Guayquiraró (Paso Cuchillas- Paso Yunque) que une a las localidades de Esquina y La Paz, permite el intercambio no sólo local e interprovincial, sino también a nivel nacional», asegura el legislador en el texto.

Además, recordó que el reclamo «se viene haciendo desde abril del 2.000, cuando las grandes lluvias arrasaron con su estructura».