En una cumbre junto al canciller de Rusia, Santiago Cafiero pidió el fin de la guerra en Ucrania

El canciller Santiago Cafiero participó este jueves de una cumbre virtual en la que estuvieron sus pares de Rusia y China, dos de las potencias que integran el bloque llamado BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica)al que Argentina quiere pertenecer y en el que ya están Brasil, India y Sudáfrica.

“Los impactos políticos y económicos de la actual crisis global plantean desafíos a todo nivel. Un cese al fuego entre la Federación de Rusia y Ucrania es imperioso, por eso contribuir a encontrar una respuesta y un camino de salida a este conflicto es una obligación que nos concierne a todos”, dijo este jueves a la mañana pidiendo el fin de la invasión rusa al territorio ucraniano y frente a su par Serguei Lavrov, hombre fuerte de las relaciones exteriores de Vladimir Putin.
Al mismo tiempo, en esta cumbre bautizada como BRICS plus, por la invitación a otros países que no son miembros del bloque pero sí aspiran a serlo, Cafiero llamó a una mayor coordinación de los países en desarrollo en foros como el G20 y organismos financieros como el Banco Mundial, el FMI y la Organización Mundial de Comercio. Y dijo que «la solución a la problemática inflacionaria global no puede reducirse a la suba de tasas por parte de los países centrales», que afectan a economías débiles como la Argentina. Hasta ahora, en el plano local, el Gobierno no logra domar la inflación que según estimaciones estará cerca del 70% anual.
La participación del canciller Serguei Lavrov fue el eje de atenciones de la cumbre puesto que la invasión a Ucrania por parte de Rusia se ha convertido en una guerra abierta con participación indirecta de Estados Unidos y de los miembros de la OTAN que apoyan a las fuerzas de Volodimir Zelensky.
Ninguno de los países presentes en esta cumbre apoyan las sanciones contra Moscú de Occidente. Entre ellos la Argentina, que sí apoyó como país a cargo del Consejo de Derechos Humanos y también como Estado miembro la suspensiva de Rusia de este organismo. En cambio no apoyó que fuera expulsada como estado observador de la OEA ni quiere apartarla del G20 en sintonía con Brasil y México.
Durante su gira por Europa la semana pasada, frente Alberto Fernández insistió con que quería a la Argentina adentro de los BRICS, asegurando que América latina era «un continente de paz». Fue entonces donde habló del «ataque de Rusia» a Ucrania y de lo «inmoral» de esta guerra.
China ha insistido tanto en «el respeto a la integridad territorial de todos los países» como en la atención que se debe prestar a las «demandas de seguridad legítimas» por parte de Rusia.
Argentina fue invitada a esta reunión virtual por el propio presidente chino Xi Jinping, según había anunciado desde Beijing el embajador Sabino Vaca Narvaja.
“El Nuevo Banco de Desarrollo de los BRICS, del que mi país podría participar, es, para mí, la institucionalización de un nuevo orden mundial centrado en el desarrollo, lejos de la especulación financiera que tanto daño ha causado a nuestros países”.
Entre tanto, de la cumbre en la que estuvo Cafiero también participaron los ministros de Relaciones Exteriores de Sudáfrica, Naledi Pandor; el de Brasil, Carlos Franca; y el de India, Subrahmanyam Jaishankar.
El portavoz de la cancillería china había dicho el miércoles que esperaba profundizar la comunicación con el resto de países BRICS sobre «los desafíos en la actual situación internacional», así como mandar un mensaje de «solidaridad y cooperación para promocionar un verdadero multilateralismo».
Mientras, el Gobierno sudafricano, aliado histórico de Rusia, ha dicho que no justifica la «intervención militar pese a haberse abstenido en las votaciones de Naciones Unidas contra ese país.
India, por su parte, hizo llamados a un alto el fuego y el diálogo, pero se abstuvo igualmente en la votación de la ONU para condenar la invasión de Rusia y ha afirmado que seguirá comprando petróleo al país a pesar de las sanciones y las presiones internacionales para aislar a Moscú.
Este jueves también se realizo desde Beijing la apertura de la reunión de partidos políticos del BRICS. Estuvo a cargo del presidente de China, Xi Jinping, en su carácter de líder del Partido Comunista.
Vaca Narvaja representó al pais y leyó una carta de Alberto Fernández en la que señaló que los BRICS «son una excelente alternativa de cooperación frente a un orden mundial que viene funcionando para el beneficio de unos pocos”. Fernández mandó su carta como presidente del Partido Justicialista.