“Estamos en el limite”, dijo el jefe de Terapia Intensiva del Masvernat y pidio a los ciudadanos que se cuiden

coronavirusTras una semana con cifras en crecimiento respecto a la cantidad de nuevos casos de COVID – 19 en Concordia y la región, y un presente que no vislumbra a corto plazo una posible disminución de contagios, el médico intensivista y jefe de terapia intensiva del hospital Masvernat, Mauro Dodorico, remarcó la necesidad de extremar las medidas de cuidado y prevención, a fin de no saturar el sistema médico y sanitario.

 

Dodorico calificó al panorama actual como “en el máximo de profesionales, camas y respiradores”, y afirmó: “Por el momento, la asistencia destinada a pacientes con patologías moderadas y graves son suficientes, pero si se mantiene la cantidad de contagios como las que se están dando en estos días se puede producir ‘un pico de botella que traerá grandes inconvenientes al sistema de salud”.

El profesional recordó que el Hospital Masvernat tiene una sala individualizada y exclusiva para internación de Coronavirus, con 12 camas para pacientes de terapia intensiva en estado crítico y otras dos salas para pacientes con internación moderada y leve. Sobre ellas, se informó ayer, la ocupación llega casi el 86 %. “Estamos implementando todas las medidas necesarias para tratar de darle soporte al paciente que lo vaya necesitando y hasta ahora la atención requerida -que incluye camas, cantidad de profesionales e insumos – está siendo manejada de buena forma. Pero sabemos y lo dijimos siempre: de continuar estos números de contagios, va a llegar un momento en el que vamos a tener dificultades para brindar la asistencia necesaria, sobretodo en quienes requieran mayor complejidad”, afirmó.

En cuanto a la cantidad de respiradores disponibles, que tanto se debatió y especuló durante estos siete meses de Pandemia, Dodorico puntualizó en que son fundamentales para tratar esta patología porque, sabemos, el Coronavirus afecta principalmente al sistema respiratorio. “Hasta el momento son suficientes los respiradores e insumos en general que tenemos y solicitamos en su momento, pero eso varía de un día a otro dependiendo siempre de la cantidad de pacientes que lo requieran”, aseguró.

Y efectivamente, la situación y cantidad de casos en Concordia se modificó en un par de días, o mejor dicho, en un par de eventos sociales.

“Estamos en límite de todo, tanto en la capacidad de respiradores instalados, como de profesionales que los manejan. Entonces, de ahora en más va a depender día a día de cuantos pacientes lo requieran y como podamos maniobrar cada internación para saber si son suficientes o no”, indicó.

Finalmente, el médico resumió en que la única manera de revertir esta situación es previniendo la infección y reiteró que cuanto más plana sea la curva de contagios y cuanto más se eviten fundamentalmente los picos, el sistema de salud podrá dar respuestas satisfactorias. «De lo contrario, si la curva sigue subiendo de manera abrupta, por supuesto que se llegará a un cuello de botella que traerá inconvenientes en la asistencia y atención sanitaria, como pasó en todo el resto del mundo”, concluyó.

Fuente: Diario Junio