Guzmán le contestó a Cristina:“considera que hay un ajuste fiscal, yo le digo que no»

En la carta ella manifiesta que considera que hay un ajuste fiscal, aunque le digan que no… pero yo soy uno de los que le dice que no: en Argentina ha habido una política fiscal expansiva», afirmó el ministro de Economía. Se lo vio inconsistente teniendo que explicar que las medidas tomadas estos últimos días estaban en el presupuesto y forman parte de un programa y cerró explicando lo que es el fuerte de su gestión: la negociación con el FMI

Martín Guzmán, Ministro de Economía

Martín Guzmán no se quedó callado.  Sintiéndose interpelado, habló sobre las menciones a su gestión en la carta de Cristina Kirchner, donde cuestionaba la política llevada adelante por el propio Gobierno respecto al gasto público, y aseguró que de ninguna manera hubo ajuste fiscal. Defendió y aclaró el carácter de las negociaciones que viene llevando a cabo estos meses con el FMI y dejó en claro el uso que se le dará a los Derechos de Giro.

«En la carta ella manifiesta que considera que hay un ajuste fiscal, aunque le digan que no… pero yo soy uno de los que le dice que no: en Argentina ha habido una política fiscal expansiva», dijo el ministro en declaraciones a AM750 en relación a la carta de la vicepresidenta.

«Con la vicepresidenta he tenido la buena fortuna de tener mucho diálogo, conocí a una persona realmente excepcional, una inteligencia excepcional y con un compromiso con el país que busca cuidar a nuestra gente. Con ella hay un diálogo muy franco y firme sobre la base de las convicciones”, reiteró el ministro y explicó: «El gasto primario creció interanualmente un 64,8% y que si excluimos el gasto por las restricciones de la circulación, creció por encima de la inflación”.

Sobre la acusación de giro a la derecha del gobierno, dijo: «Nosotros trabajamos con absoluto pragmatismo en un contexto que es históricamente muy difícil para la argentina, la doble crisis que nos dejó Juntos por el Cambio. Tuvimos que transitar casi sin instrumentos para proteger nuestro sentido productivo, no es lo mismo hacer política económica cuando no hay crédito y la moneda está tan débil. A uno le gustaría poder hacer más pero para eso hay que contar con instrumentos, lo que hacemos lo hacemos con el objetivo de mantener una situación de protección a la sociedad».

Para luego aclarar sobre el resultado de las PASO: «Tal vez se podrían haber implementado algunas medidas antes, es importante escuchar el resultado de las urnas. Va a haber una modificación de las políticas económicas, es muy importante escuchar y prestar atención al resultado de las urnas. Todo lo que anunciamos en los próximos días es algo que ya está proyectado presupuestariamente, es falso decir que lo que hacemos es por algo electoral”.

Para el final, Guzmán dejó su punto de fuerza más importante, el acuerdo con el FMI y el uso de los Derechos de Giro.

“El tema del FMI: es uno de los peores problemas que nos deja la administración anterior. Es importante no olvidar y aprender para que no vuelva a pasar en la argentina cosas que tanto daño nos hacen. Se desembolsaron 45 mil millones de dólares, ese préstamo fue vergonzoso. No se utilizó un solo dólar en mejorar la capacidad productiva del país, en dar condiciones para que haya más trabajo”, expresó con dureza Guzmán.

“Se utilizo para pagar deuda insostenible a acreedores privados extranjeros que nosotros pagamos, otros se fueron de la argentina”, “estamos resolviendo ese problema. El camino que buscamos construir es un acuerdo que se haga lo que nosotros decimos que le hace bien a la Argentina, están pasando cosas peligrosas en el cual el establishment financiero que ha escrito las reglas de juego que hacen un mundo desigual, siguen queriendo profundizar su poder. A veces toca pelear de forma combativa”.

Por último se refirió a los DEG y la confusión durante el fin de semana: «Hay una forma engañosa de contar lo que se está haciendo, que no tiene que ver con las elecciones, sino con cuidar a los argentinos y fortalecer el poder adquisitivo del pueblo trabajador. Se genera confusión, no hubo ninguna alteración a los planes presupuestarios que hemos trazado».