Juntos por el Cambio cierra filas y se prepara para la reunión con Guzmán

Los referentes opositores tuvieron su encuentro virtual. Allí resolvieron que se reunirán con el Gobierno pero le piden una carta de intención con el FMI y más información sobre el posible acuerdo. La conducción nacional de Juntos por el Cambio ratificó esta tarde que los jefes de bloque de ambas cámaras y los gobernadores se reunirán «a solas» con el ministro de Economía, Martín Guzmán, para escuchar el estado de situación de las negociaciones con el FMI.

Horacio Rodriguez Larreta y Gerardo Morales, dos posiciones lejanas en la oposición

La decisión la tomó este mediodía la mesa nacional de Juntos por el Cambio en un encuentro virtual que pautaron a último momento de ayer, en medio de los de los cruces que hubo entre los «halcones» y el gobernador radical Gerardo Morales, quien reconoció que la deuda con el organismo internacional había sido tomada durante el gobierno de Cambiemos. Durante la reunión, que se llevó adelante en medio de un clima de tensión, hubo autocríticas por los problemas de comunicación y falta de disciplina.

En términos concretos, se acordó que asistan los cuatro gobernadores más los jefes de bloque: Alfredo Cornejo (Juntos por el Cambio), Luis Naidenoff (UCR) y Humberto Schiavoni (PRO) por el Senado y Cristian Ritondo (PRO), Mario Negri (UCR) y Juan López (Coalición Cívica) por Diputados.

Si bien el comunicado que difundieron desde la mesa nacional indica que la reunión sería el lunes, lo cierto es que más de un integrante de la conducción aclaró que, hasta ahora, el jujeño -que actúo como interlocutor entre el Gobierno y Juntos por el Cambio y concertó el encuentro con Alberto Fernández-, sigue sin informar sobre la fecha y el lugar.

«Morales está esperando que el Gobierno le confirme la bilateral de Guzmán con Juntos por el Cambio», dijo uno de los participantes del encuentro.

La puja entre oficialismo y oposición, por estas horas, es si será en el Congreso, como pide la coalición opositora, o en el Ministerio de Economía, como quiere Guzmán.

Asimismo, durante el encuentro que duró más de dos horas, la conducción de Juntos por el Cambio coincidió que «lo de ayer en el Museo del Bicentenario fue malo, solo mostraron filminas que no dilucidan si hay realmente un plan». Es por ello que algunos referentes del espacio anticiparon que «van a pedir precisiones, no el divague de ayer».

En cambio, otro sector de la conducción, en diálogo con este medio, descartó la necesidad de ponerle condiciones al Ejecutivo antes de reunirse. «La regla es que el que tiene que negociar es el Poder Ejecutivo», además de que no es responsabilidad de la oposición «controlar cuál es el mejor acuerdo».

Cortocircuitos

El lunes, los cuatro gobernadores de Juntos por el Cambio habían convenido no asistir a la convocatoria de Martín Guzmán que se produjo ayer. Sin embargo, los tres radicales -Gerardo Morales, Gustavo Valdés y Rodolfo Suárez- enviaron emisarios al encuentro, mientras que Horacio Rodríguez Larreta se mantuvo en la postura inicial de no ir ya que consideraba que se trataba de una reunión más política que de trabajo institucional.

Larreta fue el único que se mantuvo firme a la postura inicial.

Luego, las tensiones habían crecido: Morales planteó que Juntos por el Cambio debía hacerse cargo de lo que le tocaba ya que la deuda se había contraído durante la administración de Mauricio Macri. Esto despertó el enojo de los halcones del espacio, que lo criticaron por su cercanía con Alberto Fernández.

Así llegaron al encuentro virtual, en el que expusieron sus diferencias pero arribaron a una estrategia común. En primer lugar, acordaron que asistirán a la reunión del próximo lunes con el Gobierno. La petición opositora era que no solo sean invitados los gobernadores, sino también los jefes de bloque, ya que el eventual acuerdo debe pasar por el Congreso.

Durante la reunión, hubo críticas «solapadas» a Morales por sus dichos sobre la toma de deuda durante el Gobierno de Mauricio Macri. «No sabemos cuál es la estrategia», se preguntó uno de los participantes, en dialogo con El Cronista, al recalcar que luego de que el oficialismo aceptara reunirse «a solas» con Juntos por el Cambio para ponerlos al tanto de estado de negociación de la deuda, el jujeño haya planteado que la deuda se tomó durante el Gobierno de Cambiemos.

Es que, no solo los «halcones» del PRO insisten con que la deuda no es responsabilidad únicamente de Cambiemos. De hecho, anoche, el expresidente de la UCR, Alfredo Cornejo, tuiteó: «Se insiste con el mismo relato K, que la deuda se originó en el gobierno de Cambiemos y que todos los males del país fueron producto de los únicos cuatro años de los últimos 18 años que no gobernaron».

Por su lado, el jujeño no se quedó callado. Le «pasó factura a los halcones» y pidió que «bajen los decibeles en redes sociales». Mensaje para Waldo Wolff y Fernando Iglesias.

Durante la reunión, uno de los integrantes de la mesa planteó la «falta de conducción y de disciplina» que hay puertas adentro. Y recalcó que ayer, «la noticia» pasó los dichos de Morales y las respuestas, vía Twitter, de Wolff e Iglesias.

«Están destruyendo la confianza de los votantes todos los días», alertó, en diálogo con este medio, uno de los jefes parlamentarios. «Tenemos que organizar mejor la comunicación», remarcó esa fuente.

Sin ir más lejos, apenas finalizó el encuentro, «se filtró» un borrador del comunicado, antes de que recibiera el visto bueno de la Coalición Cívica.

En ese comunicado explicaron que «el Gobierno no presentó ningún programa y es indispensable que en la reunión del lunes traigan información concreta sobre cuáles son los pasos a seguir para que la Argentina retome este camino de crecimiento».

En esa línea, agregaron que sobre las negociaciones con el FMI están «firmemente comprometidos en la colaboración con el futuro país». Aunque, al mismo tiempo, agregaron que «el país necesita un plan de desarrollo a largo plazo que genere crecimiento y trabajo para los argentinos».

Finalmente, en el documento buscaron dejar en claro «nuestro compromiso para colaborar con el país», pero a la vez pidieron «un preacuerdo o una carta de intención con el FMI para que podamos manifestar nuestro parecer en base a esta información».

Además de los mencionados, participaron del encuentro Patricia Bullrich, Mauricio Macri (PRO), Luis Naidenoff, Martín Lousteau (UCR), Maximiliano Ferraro y Maricel Etchecoin (CC).