La falta de gas obligó a parar a una de las empresas de Cristóbal López

La empresa Álcalis de la Patagonia (Alpat) propiedad de Cristóbal López se encuentra sin producir hace más de veinte días por falta de gas, “que es indispensable para operar”, informaron fuentes de la compañía al diario Clarín. Con una nómina de 400 empleados, la firma que fabrica carbonato de sodio no logró conseguir otro proveedor de gas. Alcalis fue una de las compañías inquilinas de Los Sauces SA, la inmobiliaria de la familia Kirchner.

La falta de gas comienza a hacerse sentir. Le tocó parar a una de las empresas de Cristóbal López

En suelo patagónico, una de las primeras empresas que sufre la crisis energética es Alcalis de la Patagonia, productora de carbonato de sodio. Desde el 25 de marzo se encuentra inactiva, y según informaron desde la compañía a este medio, su personal está suspendido hasta el 27 del corriente mes.

Sin la posibilidad de recibir de la firma proveedora el gas diario que requiere para operar, Alcalis tuvo que dejar de operar. La mayor producción de carbonato de sodio que genera se exporta hacia Brasil, pero la actividad tuvo que detenerse ya que, además, en medio de la crisis energética que vive el país, no logra encontrar otra firma que le provea gas.

“La realidad es que el gas es un insumo esencial. Sin gas no se puede producir, mucha alternativa no hay”, indicaron desde el Grupo Indalo.

Ante este complejo escenario, intervino la gobernadora Arabela Carreras, según dio cuenta el diario Río Negro: “El tema es urgente porque no hay alternativas a la falta de gas. Sin gas la empresa no puede funcionar. Por eso estamos realizando gestiones para acompañar el reclamo de la firma ante Nación, lo está haciendo la secretaría de energía y lo estoy haciendo yo, porque, aunque hubo situaciones previas, hoy el tema está circunscripto a la coyuntura energética que vive el país”, señaló.

Hasta este jueves a última hora, Alcalis de la Patagonia continuaba sin encontrar un nuevo proveedor de gas y aseguran que ante la crisis que se afronta en materia energética, es un escenario por demás complejo.

Este lunes un grupo de diputados de Juntos por el Cambio (JxC) presentó un Proyecto de Resolución en el Congreso, donde alertó sobre las consecuencias que podría tener la falta de gas en invierno y le pidió al Gobierno que informe cuáles son las previsiones que está tomando ante la situación internacional y local.

En el marco de este planteo, se expusieron doce interrogantes, entre los que se destacaron la necesidad de conocer cuáles son las necesidades de importación de gas y de cuánto son las reservas en dólares que tendrá el Banco Central, entre los meses de marzo y septiembre.

«Frente al escenario de carencia de gas durante el invierno para el uso residencial y/o para el complejo productivo; sin transporte, con cierre de establecimientos; aumentos de precios de alimentos y con desabastecimiento de otros productos: ¿Cómo supone el Gobierno nacional que reaccionará la ciudadanía argentina?», preguntaron los diputados.

Hace dos semanas, el secretario de Energía, Darío Martínez, le envió una carta al ministro de Economía, Martín Guzmán, en la que le reclamaba la entrega del dinero para pagar las importaciones de combustibles.

En esa carta, el funcionario del Gobierno describía los faltantes de dinero que tenía su área, que impedían cumplir con los compromisos asumidos para cubrir las necesidades de gas, gas licuado y gasoil, lo cual tendría «consecuencias desastrosas para el país».

Luego de la filtración de esa explosiva carta, el funcionario declaró que le enviaron el dinero para el mes de marzo y que eso garantizaba el normal funcionamiento del sistema energético.

La preocupación entre los trabajadores va en aumento con el correr de los dias y acudieron a la Secretaría de Trabajo provincial para evitar reducciones salariales o despidos.

Alcalis, inquilina de Cristina Kirchner

Entre 2009 y 2015, Cristóbal López y Lázaro Báez fueron los principales inquilinos de Los Sauces. Entre los dos pagaron el 86% de la facturación de la inmobiliaria de los Kirchner, sospechada de lavado de dinero.

Los bienes más valiosos que tiene la empresa de la familia Kirchner son dos departamentos ubicados en Puerto Madero, que fueron alquilados por empresas de Cristóbal López, Inversora M&S y Alcalis de la Patagonia. Respecto de este último contrato, a mediados de 2020 se registraba un crédito a favor de la inmobiliaria por 21,5 millones de pesos en concepto de alquileres impagos.

La unidad 4L del Edificio Dique, tuvo orden de desalojo por el interventor judicial, por el fracaso en las negociaciones para que se saldase la deuda por parte de Alcalis de la Patagonia. El desalojo tampoco se concretó.

Según la documentación a la que accedió el diario Clarín, a diciembre de 2021 se habían acumulado 47 meses de alquileres impagos: casi cuatro años. Como el contrato establecía un precio de 7.500 dólares mensuales -cifra que nunca se actualizó-, la deuda hasta ese momento ascendía a 352.500 dólares. A ese monto se le deben sumar los intereses, que los veedores judiciales calcularon en 57.575 dólares. Con lo cual la deuda global es de 410.075 dólares.

Pero además, el departamento adeuda 2.039.878 pesos en concepto de ABL.

Bajo la nueva administración designada por Cristina, Máximo y Florencia Kirchner, en noviembre pasado se firmó un acuerdo para saldar la deuda pagando 352.500 dólares de capital y 42.506 dólares de intereses. Ese saldo se pagará en tres cuotas de 131.669 dólares. El pacto incluye la cancelación de la millonaria deuda correspondiente al ABL.