La fiscal federal de Concordia quedó a un paso de ser jueza en Comodoro Py

El Consejo de la Magistratura elevó a la actual fiscal federal de Concordia Josefina Minatta de la posición 18° a la 6° del orden de mérito en el concurso para ocupar el juzgado federal 12 que ocupaba Sergio Torres antes de pasar a la Suprema Corte de Justicia bonaerense.

Con un dictamen impulsado por la diputada cristinista Vanesa Siley se hizo ese cambio poniendo así a Minatta en una posición expectante de ser nombrada jueza de Comodoro Py. El dictamen considera aspectos como antigüedad, cursos, docencia, etc. Pero Minatta no viene de la carrera judicial.

En los exámenes de octubre de 2019 la lista de mérito quedó así: Diego Arce con 173 puntos; Gonzalo Miranda con 171,50; Leonel Gómez Barbella con 171, 50; Maximiliano Iturburu con 170,50; y Mariano Cartolano con 168,40. Y Minatta con 153 puntos.

Pero la comisión de Selección por un dictamen de Siley la elevó a la sexta posición, a pesar de un dictamen en minoría del diputado de Juntos por el Cambio, Pablo Tonelli, que se oponía a ese cambio y a los argumentos usados.

Minatta fue bautizada la “fiscal militante” porque apoyaba al ex gobernador K de Entre Ríos Sergio Urribarri en actos públicos, fue la mano derecha de la ex procurador general de la Nación Alejandra Gils Carbó y participó de un ataque con huevos e insultos al ex ministro de Economía Domingo Cavallo en la universidad católica en 2014. Es íntima amiga de la hija de Gils Carbó, conocida de Siley y actualmente es fiscal federal en Concordia.

Además, Siley es secretaria general de la Federación de Trabajadores Judiciales de la Argentina (SITRAJU), armado fundamentalmente con empleados que ingresaron a la Procuración en la época de Gils Carbó y precandidata a diputada nacional del Frente de Todos. El SITRAJU se opone a la Unión de Empleados Judiciales, del histórico dirigente peronista Julio Piumato.

Se trata de la segunda jugada del kirchnerismo en menos de un mes que busca ocupar espacios en la Justicia antes de las elecciones parlamentarias de noviembre.

A mediados del mes pasado, Siley hizo una jugada igual pero con otros candidatos. Propuso un orden de mérito de los candidatos en que la fiscal federal de Lomas de Zamora, Cecilia Incardona, pasó del puesto 20 por los exámenes al 3°.

En cambio, el camarista Pablo Bertuzzi, que concursa para seguir en su cargo actual, descendió del puesto 13 al 21. Incardona fue la fiscal que impulsó la causa por el supuesto espionaje ilegal macristas. Se trata de un modus operandi de la mayoría K en estos concursos estratégicos.

Para el 20 de septiembre Minatta fue convocada para la entrevista final que conducirán la diputada lavagnista Graciela Camaño y el rector de la Universidad de Lomas de Zamora y militante K, Diego Molea.

Según los puntos que le otorguen Camaño y Molea, quedará la orden de mérito definitiva que luego pasará al plenario donde serán necesarios los votos de 9 de los 13 miembros del plenario de la magistratura.

Si se aplica el criterio de igualdad de género, Minatta pasaría a integrar la terna que se elevará al presidente Alberto Fernández.

En los últimos meses, el kirchnerismo logró nombrar a Alejo Ramos Padilla juez federal 1 de La Plata y al ex abogado de Cristina Kirchner, Roberto Boico, juez de la cámara federal porteña, entre otras designaciones.