Las autoridades de la UNER y la UADER trabajan para Macri

Américo SchvartzmanLa declaración que firmaron los rectores expresa “su apoyo a las políticas que propone el candidato presidencial Daniel Scioli”. Toman partido por un candidato. No Jorge Gerard o Aníbal Sattler, que con su voto pueden hacer lo que quieran. La Universidad Nacional y la Universidad Autónoma de Entre Ríos son las que toman partido por un candidato. Dan vergüenza ajena. Y asombro ante lo burdo del caso.

Américo Schvartzman*

Dos tercios de la sociedad argentina se expresaron en contra del candidato del gobierno que, apenas cuatro años atrás, tuvo el respaldo de más del 51% de los votos emitidos. Algo pasó, porque no es difícil detectar que la abrumadora mayoría todavía apoya y destaca muchas políticas de la década que termina, a las que considera positivas, valiosas, necesarias, u otros adjetivos de valoración afirmativa. Cada uno tendrá su propia lista, pero nadie puede negarlo: hasta Macri incorporó ese dato a su discurso.

¿Cómo se explica, entonces, el repentino hartazgo mayoritario con el kirchnerismo? Tarea para cientistas sociales. No obstante, arriesgo una hipótesis: el gobierno echó a la olla elementos que forman una mezcla indigesta. ¿Cuáles? Anoto algunos: la descalificación constante hacia todo reclamo o cuestionamiento (aun los más legitimos y honestos, como el de los Qom); la negación de los hechos mediante la manipulación o la supresión de estadísticas oficiales; el manejo de lo público como si fuera de su pertenencia privada o partidaria (por ejemplo en la publicidad oficial, al nombrar o desplazar jueces, favorecer a capitalistas amigos, incorporar sin concurso a miles de personas a las plantas estatales, ocultar información, espiar a adversarios políicos, periodistas y líderes sociales). La hornalla se prendió hace poco, cuando amplias capas sociales empezaron a percibir dificultades económicas en el horizonte inmediato, aunque aun no las vivan en carne propia. Y llegó su punto de hervor.

Una pregunta interesante es a qué sectores sociales les resultan más revulsivas esas conductas del oficialismo. Creo que, en especial, a esas capas medias de la población, informadas y críticas, que constituyen el corazón de la “clase media argentina”, denostada a veces y admirada otras, a la que la Presidenta se ufanó de pertenecer. Y que es, siempre, la que define los resultados electorales.

A esa clase media no le pasa desapercibida una declaración como la que difundieron las autoridades de casi todas las universidades públicas argentinas, en apoyo explícito a la candidatura de Daniel Scioli. La que firmaron el rector de la UNER, Jorge Gerard y el rector de la UADER, Aníbal Sattler. (Puede leerse aquí: http://www.noticias.uner.edu.ar/noticias/postura-de-las-universidades-frente-al-ballotage). A esa clase media le parece que las universidades no deben emitir apoyos institucionales a candidaturas. Eso que el peronismo hizo históricamente desde los sindicatos y que en el mundo sindical nadie cuestiona, salvo expresiones minoritarias. Pero en el ámbito académico, en los sectores medios, eso no es inocuo. Es una torpeza más, que se suma a lo que ya hay en la olla.

La declaración expresa “su apoyo a las políticas que propone el candidato presidencial Daniel Scioli”. Toma partido por un candidato. No Gerard o Sattler, que con su voto pueden hacer lo que quieran, y darlo a conocer si lo desean. Las universidades públicas de Entre Ríos son las que toman partido por un candidato. Dan vergüenza ajena. Y asombro ante lo burdo del caso. Pero además violan uno de los principios de los Estatutos de ambas: ése que consigna que la Universidad debe “estar siempre abierta a toda corriente ideológica, sin discriminaciones”. En cualquier interpretación intelectualmente honesta, es un evidente apartamiento de ese inciso del artículo 2 (sí, en ambos estatutos es el mismo artículo e inciso: el “e”).

Gerard y Sattler y sus colegas no son militantes adolescentes excitados por la pasión. No. Son personas que han transitado una trayectoria académica, con décadas de docencia o investigación. ¿Es posible que sean tan torpes? ¿Que no se aviven de que esa actitud no favorece en nada a Scioli? ¿Tanto curriculum vitae, tanto paper, y estas autoridades académicas no se percatan de que usar a las universidades como si de unidades básicas se tratara empuja a montones a votar por Macri? ¿Su oficialismo acrítico les anegó los circuitos neuronales, o, perversamente, quieren favorecer al candidato de Cambiemos?

Incógnitas que quizás solo Gerard y Sattler y las autoridades universitarias pueden responder.

 

*Director de La Vanguardia. Autor de Deliberación o dependencia. Ambiente, licencia social y democracia deliberativa (Prometeo 2013)

One thought on “Las autoridades de la UNER y la UADER trabajan para Macri

  1. Ricky

    Hablando de Entre Rios miren lo que publico esta semana el periodico digital URGENTE24 sobre lo que nos espera con Bordet. Lamentablemente nos venimos a enterar por los medios de afuera pues los medios locales no dicen nada, ellos consideran que no es un problema de estado TENER UN GOBERNADOR BORRACHO o que eso es un problema personal:

    «Eduardo Mendez
    Me pregunto ¿por que?, nadie dice del tremendo riesgo que corre la provincia de Entre Rios y los entrerrianos que tendremos que soportar un Gobernador que tiene la cabeza TOTALMENTE QUEMADA POR EL ALCOHOL. En ese marco planteo lo siguiente: si voy a pedir trabajo en URGENTE24 me van a pedir, con legitimo derecho, algun analisis psico-fisico que determinara mi total incapacidad o no, si es que soy alcoholico. Pregunto como puede ser que tengamos que soportar a un Gobernador que la mayoria del tiempo esta borracho, esto se sabe muy bien en el municipio de Concordia. En realidad esto no es responsabilida de Uds. sino de los medios de la ciudad de Concordia que nunca fueron capaces de decir nada pues siempre estuvieron comprados como «Diario Rio Uruguay» o «Diario Junio», o «LT15», o «Diario El Heraldo», o….o….o».

Comments are closed.