Levantaron la clausura de las termas de Concordia

termasPrevio pago de una multa y a condición de que en 15 días hábiles la concesionaria presente el certificado de factibilidad de bomberos, la municipalidad levantó la clausura al complejo Vertiente de la Concordia. 

Desde el jueves, volvió a la normalidad el complejo termal ubicado en Avenida Monseñor Rösch a metros del cruce con la ruta 015.

El predio fue clausurado por la Municipalidad de Concordia el jueves 27 de abril, por lo que permaneció cerrado durante el fin de semana largo por el Día del Trabajador.

La Justicia de Faltas no hizo lugar al planteo de nulidad que había efectuado la firma Verter SA, concesionaria del complejo, y le impuso una multa de 20 juristas, además de concederle un plazo máximo de 15 días hábiles para que cumpla con la presentación del certificado de factibilidad de bomberos, según informó a ElEntreRíos, el gerente de la firma, Edgardo Fernández.

La clausura preventiva, que se extendió por siete días, había sido dispuesta tras verificarse «el faltante de la certificación de Bomberos de la Policía en cuanto a condiciones de seguridad del predio», explicó en su momento el Secretario de Gobierno de la municipalidad, Marcelo Benedetto.

 

EL MUNICIPIO USÓ LAS TERMAS EN 2016

 

El gerente del complejo termal, Edgardo Fernández, se mostró desconcertado por la actitud de la Municipalidad de Concordia, que -a su entender- ahora exige lo que en 20 años jamás exigió.

Para que se entienda su postura, apela a dos acontecimientos deportivos importantes del año 2016: el Sudamericano de Atletismo y los Juegos Evita.

El Campeonato Sudamericano U 18 de Atletismo tuvo lugar del 12 al 14 de noviembre de 2016. En esa oportunidad, la municipalidad de Concordia recurrió al complejo termal para alojar a aproximadamente 770 competidores.

Otro tanto ocurrió con motivo de los Juegos Evita. En esa ocasión, las termas de Verter SA recibieron a otros 700 chicos.

Fernández asegura que en ninguna de esas dos ocasiones la municipalidad cuestionó el estado de las instalaciones ni verificó si el complejo contaba con el certificado de factibilidad de Bomberos.

Este no es el único reproche que deslizó el gerente de Verter SA. También dejó entrever que las termas del Perilago no han sido clausuradas, a pesar de que tampoco contarían con el certificado de Bomberos.