Alberto, Kulfas y una “Editorial” oficial para el relato minero.

Tras el rotundo fracaso en Chubut del año pasado, el Gobierno busca hacer aceptable y “comprensible” el «relato minero».Kulfas plantea que el problema no es la minería, sino la ignorancia de la gente. El objetivo oficial es favorecer el debate con información fehaciente para ayudar a despejar interrogantes y temores que consideran infundados. La mesa de diálogo estará integrada permanentemente por los Ministerios de Desarrollo Productivo, Salud, Ciencia y Medio Ambiente, pero además participarán gobiernos provinciales, la CGT, sindicatos, cámaras empresarias, el CONICET y las universidades.

Kulfas recorriendo Veladero. El Ministro considera, en una sorprendente voltereta lógica, que el problema de la minería radica en la desinformación de la gente.

Luego del traspié que sufrió la actividad minera en Chubut en diciembre del año pasado, el gobierno nacional oficializó este martes la creación de una mesa de diálogo y un sistema de información abierta sobre el sector. El objetivo es favorecer el debate con información fehaciente para ayudar a despejar interrogantes y temores que consideran infundados.

“Lo que vemos es que hay, en parte de la sociedad, dudas sobre la actividad minera y su impacto ambiental. Cualquier duda en una sociedad democrática es válida que sea planteada y discutida”, declaró el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, al detallar el alcance de la iniciativa en declaraciones radiales.

“Buscamos un espacio de trabajo donde esto pueda ser debidamente presentado y debatido con los actores reales: empresarios, sindicatos, otros ministerios como el de Ciencia y Tecnología, Ambiente, Salud porque hemos leído reportes que nos generan dudas en relación al impacto de la minería en la salud de las poblaciones. Todo esto hay que analizarlo con detalles, con detenimiento, no con intuiciones o consignas ideologizadas sino con datos de la realidad”, agregó.

SIACAM: más información y transparencia

El Sistema de Información Abierta a la Comunidad sobre la Actividad Minera (SIACAM), tal como es su nombre formal, busca facilitar el acceso a datos sobre las empresas mineras como, por ejemplo, nivel de empleo comercio exterior, facturación, impuestos y accidentes.

El titular de la cartera productiva afirmó que «la actividad minera es una actividad que genera más de 30.000 puestos de trabajo de forma directa y 80.000 considerando los indirectos, y un sector que genera muchas divisas», pero precisó que eso se puede lograr sin descuidar el medio ambiente.

“SIACAM también construirá y recopilará indicadores ambientales comparables en cuestiones como huella de carbono, huella hídrica, emisión de partículas aéreas, y un largo etcétera”, aclaró en Twitter Daniel Schteingart, director del CEP-XXI del Ministerio de Desarrollo Productivo.

El gobierno reconoce que hay una crisis de confianza en torno a la actividad, alentada muchas veces por sectores que buscar obtener un beneficio de esa situación. Sin embargo, sostienen que muchas de las afirmaciones que se vierten en torno a la minería son falsas, como, por ejemplo, su aporte en términos impositivos, el impacto a nivel de empleo y los efectos sobre la salud de la población. Es por eso que decidieron comenzar a pedir información a las empresas y a distintos organismos públicos para que la información esté disponible a través del SIACAM.

A la AFIP se le solicitó que envíe información sobre los niveles de tributación minera en el país, y sobre los sistemas de control y antievasión existentes; al Ministerio de Salud la elaboración de un informe sobre la posible incidencia de enfermedades en regiones mineras y al Ministerio de Ciencia y Tecnología el envío de reportes sobre las consecuencias de la minería en las esferas tecnológica, social y ambiental.

MEMAC: espacio de debate y consenso

En el gobierno están convencidos de que no solo es necesario poner información a disposición de la sociedad civil sino también generar un espacio de discusión y debate para consensuar políticas de mediano y largo plazo en torno a la minería para evitar barquinazos como el del gobernador de Chubut, Mariano Arcioni que impulsó una ley para autorizar la actividad minera en su provincia y ante las primeras protestas terminó dando marcha atrás. La idea es romper con esa lógica de corto plazo que afecta al desarrollo de la actividad.

La Mesa Nacional sobre Minería Abierta a la Comunidad (MEMAC) estará integrada permanentemente por los Ministerios de Desarrollo Productivo, Salud, Ciencia y Medio Ambiente, pero además participarán gobiernos provinciales, la CGT, sindicatos, cámaras empresarias, el CONICET y las universidades. “Los debates serán de participación abierta y quedarán grabados y disponibles”, aclaró Schteingart.

La Cámara Argentina de Empresarios Mineros (CAEM) afirmó que el anuncio del gobierno nacional «se alinea con el objetivo estratégico de lograr desarrollo minero en todo el país, de forma transparente y sustentable, en diálogo con todos los sectores». «Con nuevas instancias de información y diálogo, la industria minera busca potenciar inversiones por 20.000 millones de dólares«, afirmó la entidad. A su vez, reiteró que la industria minera es la actividad productiva más federal, porque se realiza en zonas alejadas de los centros productivos tradicionales» y su cadena de valor permite que hasta el 80 por ciento de sus compras se efectúan a proveedores nacionales, mayormente pymes.

En línea con Kulfas, la CAEM aseguró que el sector sostiene 83.000 puestos de trabajo, con altos salarios y subrayó que el año pasado fue uno de los 3 únicos sectores productivos con balanza comercial positiva, lo que derivó en entrada de divisas genuinas para el país.

Barrick Gold, fue responsable del “mayor desastre ambiental de la historia minera de la Argentina”. Se trata del derrame de cianuro que se produjo durante septiembre de 2015 en la mina de Veladero. Cabría considerar cuan informada está la opinión pública respecto a este desastre ocurrido hace ya 7 años y si está dentro de las intenciones de estos nuevos relatores, explicar lo sucedido allí.

Hace siete años Barrick Gold fue responsable del peor desastre ambiental de la historia de la minería argentina en Veladero, San Juan.

La inquietud por dar información viene de la mano de una creciente toma de conciencia sobre las consecuencias de la actividad minera sobre el medioambiente. Es claro que la gente, entiende que nadie entiende nada, salvo los que explotan los recursos, por lo que el “NO” es la primera y única respuesta posible cada vez más seguido.

Habrá que ver que surge de todo esto. Pero los actores que pretenden formar parte de este proyecto, no son una garantía de entendimiento ni de transparencia. Difícil que algo positivo para el ambiente surja.