Moreau y Moyano «apretaron» a la jueza de San Nicolás por la detención de tres camioneros

La jueza de Garantías de San Nicolás, María Eugenia Maiztegui, que ordenó la detención de sindicalistas de Camioneros por bloquear a una empresa alimenticia en San Pedro, se pidió licencia por estrés. Presionada por el kirchnerismo y Moyano pidió licencia. En las últimas horas, el cristinista Leopoldo Moreau, en su carácter de presidente de la comisión Bicameral de Inteligencia, había pedido a la jueza un legajo reservado de la causa con el que procesó a dos dirigentes del gremio.

Leopoldo Moreau, presidente de la Comisión bicameral de Inteligencia, pidió un legajo reservado a la jueza.

Según el Diario El Norte, la magistrada hizo este pedido ante las fuertes presiones que estaba atravesando tras ordenar las detenciones de Maximiliano Cabaleyro, líder de Camioneros en San Nicolás y concejal del Frente de Todos, y Fernando Espíndola, también dirigente del sindicato.

La jueza, que hoy debía resolver si les dictaba la prisión preventiva a los gremialistas, será reemplazada en el cargo por Román Parodi.

En las últimas horas, Leopoldo Moreau, en su carácter de presidente de la comisión Bicameral de Inteligencia, le pidió a la jueza un legajo reservado de la causa con el que procesó a dos dirigentes del gremio, adelantó ayer Clarín en exclusiva.

El diputado cristinista le envió este miércoles una nota a la jueza y, también, a la fiscal María del Valle Viviani, en la que le pidió, en particular, una copia del “legajo fiscal (actuaciones complementarias) que tendría carácter de reservado”.

Moreau sostuvo que el pedido “se enmarca en un sumario de investigación parlamentaria que se instruye en el ámbito de esta comisión y que busca determinar si existieron responsabilidades político-institucionales en presuntos violaciones a la ley de inteligencia”.

Los dirigentes de Camioneros que fueron detenidos están acusados de haber extorsionado y bloqueado una distribuidora de San Pedro. Quedaron detenidos a la espera de ser indagados. El propio Moyano viajó a la ciudad para apoyar a los gremialistas arrestados y el domingo la ciudad, en palabras de su propio intendente, fue bloqueada por una medida de fuerza del gremio Camioneros.

El líder sindical se desligó de las acusaciones y en la conferencia de prensa que dio el lunes, volvió a apuntar a la Justicia para apoyar a los gremialistas arrestados, habló de «una situación creada» y «absolutamente política», luego de que el intendente de la Ciudad, Manuel Passaglia, hablara de «extorsión».

El juez Parodi quedó al frente de la audiencia en la que hoy Maiztegui debía definir la prisión preventiva de los dos líderes camioneros pedida por la fiscal María del Valle Viviani. En principio Parodi leyó las acusaciones y ahora deberá definir que decisión toma. Puede demorar ya que recién se hace cargo del expediente por a licencia de su colega.

Mientras declaraban los dos sindicalistas un grupo de Camioneros fue hasta la puerta del Juzgado de Garantías apoyarlos. Además, llegaron familiares de Cabaleyro incluido su padre Julio que estuvo al frente de la seccional de Camioneros de San Nicolás y que hace 15 días se enfrentó con una periodista que cubría el bloque de Moyano a la ciudad.

También fue a dar apoyo Pablo Moyano, el dos de Camioneros e hijo de Hugo. El líder sindical apuntó a una presunta persecución macrista desde la puerta de los tribunales: «No es casualidad que nuestra organización gremial, que es la que más enfrentó al macrismo, sea la que más compañeros procesados tenga con causas inventadas».

Deja una respuesta