Nada para celebrar: Entre Rios tiene menos empleo privado que hace diez años atras

(Por Guillermo Pérez) Empleo privado: nada para celebrar. Ayer el gobierno entrerriano difundió que “el empleo privado registrado creció 1,6% en la provincia entre los meses de abril de 2020 y el mismo mes de este año” y citó al gobernador Gustavo Bordet diciendo. “Las políticas para sostener el trabajo y reactivar la economía están dando sus frutos”.

Hace unas semanas atrás la Unión Industrial de Entre Ríos publicó que la provincia tiene una proporción entre empleo privado y público inversa a la de las otras dos provincias de la Región Centro (Santa Fe y Córdoba) .
En nuestra provincia el empleo público provincial y municipal significa 35% más que el nivel de asalariados registrados del sector privado, mientras que en Córdoba y Santa Fe esta relación es inversa, siendo el empleo público 42% y 44% respectivamente menor que el del sector privado.
El trabajo daba a conocer que en Entre Ríos de 1,3 millón de habitantes que tiene la provincia trabajan, en el sector privado solamente 127 mil personas. Menos del 10% de la población. La UIER compara ese índice con sus pares de la región Centro y en Córdoba y Santa Fe, más del 17% de la población es parte de la actividad privada.
La información difundida el fin de semana por el gobierno provincial destacaba que “el empleo privado registrado creció 1,6% en la provincia entre los meses de abril de 2020 y el mismo mes de este año” y en consecuencia los asalariados que trabajan en relación de dependencia en actividades privadas llegan a 143.358 personas: de los cuales 30.611 corresponden al sector industrial; el resto está ligado al agro, comercio y servicios.
Repasando los informes del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación, no hay ningún informe que incluya esa cifra. Los datos de abril de este año, otorgan a Entre Ríos 131.500 asalariados registrados en el sector privado, para la serie desestacionalizada. La cifra corriente es aún menor, 129.500.
La planilla del Ministerio de Trabajo permite una retrospección de las cifras para ver el derrotero de la actividad. Pero las noticias no son buenas: Entre Ríos tiene hoy menos asalariados registrados que en 2012, cuando empieza la serie de 10 años. En estos diez años fue construyendo y destruyendo empleos y la suma es cero, aunque con por lo menos 100 mil habitantes más, según la estimación del Indec.
En abril de 2012, el primer abril del segundo gobierno de Sergio Urribarri en la Provincia y Cristina Fernández en la Nación, Entre Ríos contaba con 131 mil asalariados. La economía del país mostraba todavía alguna recuperación después de la crisis financiera del 2008 pero ya estaban encendidas las alarmas por el déficit fiscal y el sector externo y el cepo cambiario se endurecía.
El empleo se mantendría creciente los primeros años de esa gestión para amesetarse entre 2015 y 2015 en torno a los 135 mil asalariados. En 2016, ya con Bordet en la provincia y Macri en la Nación da un nuevo salto para llegar a 138 mil asalariados registrados. Cae abruptamente a 134 mil en 2017, para recuperarse y llegar otra vez a 137 mil en 2019.
El comienzo de la cuarentena, en abril de 2020, encontró a la provincia con 133 mil asalariados, según el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación.

La cifra de este año, de 131.500 empleados registrados en el sector privado, es solamente más alta que la de 2011, hace once años atrás, cuando Entre Ríos tenía 100 mil habitantes menos.