Pablo Moyano declaró que el Canciller Cafiero “toma café y manda notitas”, respecto a los camioneros varados en Chile

Siguen los problemas en la frontera entre Chile y Argentina, donde hay más de 4000 camiones argentinos a la espera de pasar al país trasandino. Las demoras suceden por el cambio de protocolo en la nación vecina. El conflicto se viene extendiendo hace 13 días y los trabajadores están cada vez en peores condiciones. Piden ayuda del gremio de Camioneros y aseguran que Pablo Moyano hace «apoyo moral» por su ausencia.

Pablo Moyano acusó a Cafiero de «tomar café y mandar notitas» en lugar de ocuparse de la situación de los varados en la frontera con Chile

Por los controles que hay en el paso fronterizo hay enorme dificultades para avanzar. Los camioneros se quejan de que hay sólo cuatro personas para hacer un test de antígeno. Resulta que Chile cambió sus protocolos, a partir del 14 de enero, debido al avance de la variante Ómicron. Según cuenta NA, los choferes padecen malos tratos por parte de la policía chilena, los carabineros.

Además, los camioneros confesaron que se sienten abandonados por parte de su gremio: «Por acá no ha venido nadie, acá los únicos que nos ayudan son los empresarios que nos traen alimentos, yerba, azúcar, papel higiénico», sostuvo uno de los varados. «Los únicos que nos están asistiendo es la APROCAM» (Asociación Propietarios de Camiones de Mendoza).

«No hemos visto a nadie acá del sindicato, a lo mejor nos están haciendo el aguante moral», explicó un camionero en Radio Rivadavia. Reclaman la presencia y defensa de su gremio que es representado por Pablo Moyano. Igualmente el secretario adjunto del sindicato habló en Radio Con Vos y dijo defender a sus afiliados: «Esto ya ha sobrepasado todo», sentenció.

«Esto ya no es un reclamo gremial, es una cuestión de Estado. El Presidente tiene que intervenir de forma urgente con su par chileno», añadió. «Esto es un caos. Hay pasividad por parte del Gobierno argentino. Tenemos un canciller, Santiago Cafiero, el tendría que actuar ya», apuntó contra la Casa Rosada. De igual forma continuó contra el exjefe de Gabinete: «Claro, el está sentado en una oficina tomando café y mandando notitas. Así no se arreglan los temas», concluyó Pablo Moyano.