Por un problema salarial desde el viernes no hay recolección de residuos patológicos en Concordia

Así se confirmó este martes, desde la empresa encargada del servicio. Advierten que la situación no tiene plazos de solución, al menos en el corto plazo. En un contexto sanitario de pandemia, el problema cobra mayor relevancia.

Carla Oliva, integrante de la empresa de tratamiento de residuos patológicos Horizonte Gases, comentó que – durante este martes – «no pudimos prestar nuestros servicios porque estamos con un reclamo salarial que está llevando adelante el Sindicato de Camioneros».

En declaraciones radiales, detalló que «los choferes que tenemos no pudieron salir a hacer la recolección de residuos patológicos; tanto en Concordia como en otras localidades donde prestamos el servicio».

«Nosotros hacemos el traslado de esos residuos – algo que está acordado con el municipio – hasta nuestra planta de tratamiento, que está ubicada cerca del Campo del Abasto», puntualizó.

ZOZOBRA

La situación pone en zozobra a los generadores de estos residuos, incluso afectando al mismo hospital Masvernat.

«Nosotros venimos hace tiempo hablando con la gente del sindicato, que nos está pidiendo aumentos en los sueldos de nuestros empleados», mencionó Oliva. Subrayando que tal incremento salarial «es algo que no podemos hacer frente».

«El sindicato de Camioneros pide sueldos muy elevados y nuestra firma es muy pequeña, de índole familiar», advirtió la empresaria. Destacando que el problema «afecta a 5 trabajadores, porque la mayoría de nuestros empleados trabajan en la Planta y no en los camiones».

Mientras las negociaciones continúan, durante este mismo martes, la empresaria no fue optimista y contó que «todo parece que indicar que mañana (por el miércoles) tampoco habría recolección». De concretarse, «los residuos patrológicos de los hospitales, los centros de Salud, Laboratorios bioquímicos, odontólogos, seguirían sin ser retirados desde el pasado viernes; contemplando que venimos de un feriado largo», puntualizó.

Está claro «que esto representa un riesgo epidemiológico bastante alto y nos pone en una situación preocupante», remató Oliva.

Fuente: Nada que Perder – LT 15