Según una encuesta, el 75,5% no cree que el Gobierno pueda controlar la inflación y cuestiona la emisión monetaria

El trabajo, cuyos resultados fueron publicados por el diario La Nación, realizado por el Grupo de Opinión Pública Trespuntozero, muestra que la suba de precios es el problema que más preocupa a los ciudadanos y crece la desconfianza por las medidas de Alberto Fernández

Alberto Fernández y Matías Kulfas, al frente de la ofensiva del Gobierno contra la inflación

La inflación es el problema principal. Pero hay otro: un 75,5 por ciento de las personas consultadas no confía en que el Gobierno pueda contenerla. Así surge de un relevamiento elaborado por el Grupo de Opinión Pública y Trespuntozero.

El 44,2% de los 1900 consultados de la encuesta destacó que la suba de los precios encabeza los problemas. La inflación de febrero trepó a 4,7% y la suba mensual de la inflación en la Argentina ya es la más alta de la región. Superar a la pobreza y la inseguridad completan el podio de las preocupaciones por debajo de la inflación.

Sumado a eso, un 75,5% no confía en el Gobierno para controlarla y cree que en lo que resta del mandato de Alberto Fernández no podrán bajarla pese a que en ese porcentaje está incluido un 43,5% de personas que lo votó en 2019.

A la hora de pensar en un responsable, un 55,7% considera que la emisión monetaria y los impuestos del gobierno Nacional producen el incremento de precios y un 21,8% la falta de regulación del Gobierno. Los comerciantes (6,9%) y los productores (5,5%) aparecen luego aunque, según el estudio, suelen ser considerados como los responsables por los votantes del Frente de Todos.

Un 52,7% se mostró en contra de los controles de precios (30% entre los votantes del FDT). Un 42,7% no está de acuerdo con que el Gobierno negocio con los empresarios para mantener los precios bajos de algunos productos de la canasta de alimentos. EL porcentaje aumenta a la hora de hablar de multas, un 55,9% contestó que no está a favor de que se impongan multas o se clausures a los negocios que no respetan los precios máximos.

La empresa estatal de alimentos (ENA) se suma a la lista de desaprobados. Está propuesta que barajó el Gobierno tampoco cuenta con el visto bueno: un 40% de los consultados dijo que no estaba de acuerdo con su creación y un 30,5 cree que no serviría para mantener los precios de los alimentos bajos.

El rango objetivo de inflación anual trazado en el acuerdo entre el Gobierno y el FMI es de entre 38 y 48 por ciento anual. El presupuesto de Martín Guzmán que no pasó el filtro del Congreso proyectaba un 33%. La semana pasada se conoció el índice de precios al consumidor (IPC) del mes pasado y marcó un alza de 4,7%, muy por encima de lo esperado por el mercado a partir del avance del valor de los alimentos (7,5%). En el Gobierno proyectan que 2022 podría terminar por encima de los 50%, como sucedió en 2021.

Al ser consultados por qué político si estaría capacitado para bajar la inflación, el ranking lo encabeza el economista y diputado nacional Javier Milei, con un 31,9%, seguido por la vicepresidenta Cristina Kirchner, con un 25,7%. Recién en el tercer lugar se ubica el Presidente con un 22,3%. Luego de ese puesto aparecen los dirigentes de la oposición: un 14,2 cree que Mauricio Macri está capacitado para combatir la inflación, un 13,2 Patricia Bullrich y un 11,9 Horacio Rodríguez Larreta.

La encuesta fue realizada a nivel nacional del 1° al 5 de marzo de manera online a mayores de 16 años. La muestra de 1900 casos cuenta con un nivel de confianza del 95% y un error muestral de 2,2%.