Tag Archives: Guillermo Pérez

Nada para celebrar: Entre Rios tiene menos empleo privado que hace diez años atras

(Por Guillermo Pérez) Empleo privado: nada para celebrar. Ayer el gobierno entrerriano difundió que “el empleo privado registrado creció 1,6% en la provincia entre los meses de abril de 2020 y el mismo mes de este año” y citó al gobernador Gustavo Bordet diciendo. “Las políticas para sostener el trabajo y reactivar la economía están dando sus frutos”.

Hace unas semanas atrás la Unión Industrial de Entre Ríos publicó que la provincia tiene una proporción entre empleo privado y público inversa a la de las otras dos provincias de la Región Centro (Santa Fe y Córdoba) .
En nuestra provincia el empleo público provincial y municipal significa 35% más que el nivel de asalariados registrados del sector privado, mientras que en Córdoba y Santa Fe esta relación es inversa, siendo el empleo público 42% y 44% respectivamente menor que el del sector privado.
El trabajo daba a conocer que en Entre Ríos de 1,3 millón de habitantes que tiene la provincia trabajan, en el sector privado solamente 127 mil personas. Menos del 10% de la población. La UIER compara ese índice con sus pares de la región Centro y en Córdoba y Santa Fe, más del 17% de la población es parte de la actividad privada.
La información difundida el fin de semana por el gobierno provincial destacaba que “el empleo privado registrado creció 1,6% en la provincia entre los meses de abril de 2020 y el mismo mes de este año” y en consecuencia los asalariados que trabajan en relación de dependencia en actividades privadas llegan a 143.358 personas: de los cuales 30.611 corresponden al sector industrial; el resto está ligado al agro, comercio y servicios.
Repasando los informes del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación, no hay ningún informe que incluya esa cifra. Los datos de abril de este año, otorgan a Entre Ríos 131.500 asalariados registrados en el sector privado, para la serie desestacionalizada. La cifra corriente es aún menor, 129.500.
La planilla del Ministerio de Trabajo permite una retrospección de las cifras para ver el derrotero de la actividad. Pero las noticias no son buenas: Entre Ríos tiene hoy menos asalariados registrados que en 2012, cuando empieza la serie de 10 años. En estos diez años fue construyendo y destruyendo empleos y la suma es cero, aunque con por lo menos 100 mil habitantes más, según la estimación del Indec.
En abril de 2012, el primer abril del segundo gobierno de Sergio Urribarri en la Provincia y Cristina Fernández en la Nación, Entre Ríos contaba con 131 mil asalariados. La economía del país mostraba todavía alguna recuperación después de la crisis financiera del 2008 pero ya estaban encendidas las alarmas por el déficit fiscal y el sector externo y el cepo cambiario se endurecía.
El empleo se mantendría creciente los primeros años de esa gestión para amesetarse entre 2015 y 2015 en torno a los 135 mil asalariados. En 2016, ya con Bordet en la provincia y Macri en la Nación da un nuevo salto para llegar a 138 mil asalariados registrados. Cae abruptamente a 134 mil en 2017, para recuperarse y llegar otra vez a 137 mil en 2019.
El comienzo de la cuarentena, en abril de 2020, encontró a la provincia con 133 mil asalariados, según el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación.

La cifra de este año, de 131.500 empleados registrados en el sector privado, es solamente más alta que la de 2011, hace once años atrás, cuando Entre Ríos tenía 100 mil habitantes menos.

Ingresos Brutos, el peor de todos

(Por Guillermo Pérez. La columna de hoy en el programa Despertá con Nosotros, en Oid Mortales Radio) El Centro de Industria y Comercio de Concordia dio a conocer la semana pasada una encuesta que revelaba la incertidumbre creciente por la persistente caída del nivel de actividad. La encuesta daba a conocer otros elementos de la realidad comercial como que más del 50% afirma tener problemas para abonar los aguinaldos que el 80% no está alcanzado por las asistencias estatales en materia laboral y el 56% aún tiene deudas impositivas pendientes del 2020.

Ampliando sobre los temas de la encuesta, el presidente del Centro de Comercio, Adrián Lampazzi, comentó que a la hora de enumerar las quejas, la primera que aparece es la presión fiscal y en esta materia el más cuestionado es el impuesto a los ingresos brutos.

Este tributo provincial entre la mala fama que tiene se ha ganado el mote de ser el más distorsivo y regresivo de los impuestos. Distorsivo porque agrega carga fiscal en cada uno de los eslabones de la cadena productiva y comercial sin que se pueda recuperar, como el IVA, y regresivo porque termina en cascada sobre el último eslabón que es el consumidor final constituyéndose en un impuesto al consumo y como tal con mayor impacto sobre los sectores populares que sobre los sectores de mayores recursos.

Pero en esta ocasión, el presidente del Centro de Comercio contó que este mal impuesto volvió a escena por la generación de saldos a favor en los contribuyentes, lo que es contra natura en un impuesto que no tiene efecto neutro.

Pero desde hace un tiempo a esta parte, el enmarañado fiscal ha creado una red de retenciones y percepciones que acumula pagos de ingresos brutos a cuenta. El punto es que cuando se efectúan las declaraciones juradas, los saldos a pagar resultan menores que las retenciones efectuadas.

Sobre este aspecto, el presidente de la Delegación Concordia del Consejo de Profesionales en Ciencias Económicas, Javier Nuñez Souza, explicó que no son normales los saldos a favor en ingresos brutos y que se trata de “casos puntuales, que se dan en general por mal asesoramiento de los colegas o porque los contribuyentes no están facturando lo que corresponde o no están categorizados en forma correcta”.

Destacó que Ater (Administradora Tributaria de Entre Ríos) por todos sistemas vigentes y la vinculación con Afip (Administración Federal de Ingresos Públicos) tiene todo previsto para que no surjan saldos a favor y si llegan a surgir saldos a favor están previstas también las solicitudes de devolución”.

Aclaró que están disponibles los mecanismos para reclamar las devoluciones, pero admitió que no son ni expeditivos ni sencillos.

Además con la historia reciente de compensaciones que terminaron en un expediente que se tramita en la Justicia, la Ater ha puesto un celo mucho mayor a la hora de otorgar compensaciones.

Por otra parte, el pedido de devolución de saldos a favor implica la presentación de declarativos que suelen dar lugar a fiscalizaciones por parte de la Recaudadora entrerriana y aunque en general los contribuyentes no solemos tener problemas con las fiscalizaciones e inspecciones, siempre hay alguien que prefiere socializar con otras personas antes que con inspectores de Afip o Ater.

Algunos conceptos sobresalientes de la explicación de Núñez Souza:

  • Los saldos a favor pueden surgir por el Sircreb (Sistema de Recaudación y Control de Acreditaciones Bancarias), en los movimientos bancarios.
  • En caso de que el contribuyente facture todo lo que compra y sea prolijo, no surgen saldos a favor. Pueden surgir saldos a favor cuando hay alguna inconsistencia.
  • En la mayoría de los casos surgen o por culpa de los colegas o de los contribuyentes mal encuadrados.
  • No es una situación generalizada ni que pueda dar lugar a reclamos institucionales
  • Por ahí los contribuyentes no se animan a pedir las devoluciones porque eso puede dar lugar a inspecciones o fiscalizaciones.

INGRESOS BRUTOS SOBRE LA MESA

Que aparezca el tema ingresos brutos en la agenda es una buena noticia por la implicancia que tiene este impuesto.

Desde hace casi 30 años, desde la firma del primer Pacto Fiscal entre Nación y Provincias negociado entre 1993 y 1994, se viene hablando de la necesidad de eliminarlo gradualmente, pero el problema es que así como tiene un peso fiscal mayúsculo sobre los contribuyentes, también lo tiene en los ingresos del Estado. En el primer semestre de este año explicó el 64% de la recaudación propia de la provincia de Entre Ríos y cerca de un 15% de los ingresos total del Estado entrerriano. Por ello, la discusión acerca de la eliminación de este mal impuesto es la discusión acerca de los recursos de la caja estatal.

EVOLUCION DEL IMPUESTO A LOS INGRESOS BRUTOS

Desde la década de los 90 que se viene hablando de la necesidad de eliminar el impuesto a los ingresos brutos.

En aquel entonces, cuando la reducción hasta la eliminación fue planteada en el Pacto Fiscal de 1.994, la alícuota era de 1,6%. Desde entonces fue teniendo fue teniendo sucesivas correcciones y se permitió aumentarlo hasta un 5% para después poder hablar de su reducción.

Hoy en Entre Ríos la alícuota más generalizada es del 4%, que en caso de los contribuyentes cumplidores se reduce al 3,5%.

A diferencia del IVA es un impuesto que se va trasladando de un eslabón a otro de la cadena productiva y comercial.

El IVA es más justo porque cada uno va pagando el porcentual del 21% por el valor que le agrega a la mercadería y lo demás se toma como crédito fiscal.

“Ingresos brutos incrementa los costos y se va repotenciando” resumió el contador Nuñez Souza.

Para colmo, la armonización entre las distintas jurisdicciones provinciales nunca se concretó.

Reflexionó el presidente de la Delegación Concordia del Consejo de profesionales en Ciencias Económicas que “si bien los pactos fiscales se firman, después las necesidades financieras de cada una de las provincias hace que se vayan violando esos pactos”.

Recordó que “acá pasó con Industria y Agro, que están exentas las pequeñas y medianas empresas pero la escala para que estén consideradas exentas, estábamos trabajando hasta primeros días de mayo con una escala del año 2017 donde por ejemplo en el sector agropecuario una empresa que facturaba 19 millones de pesos quedaba gravada, ahora lo subieron a 30. Lo mismo la Industria, ese cambio no está acorde a la inflación, venimos atrasados”, afirmó.

Con el Consenso Fiscal de 2017 se hizo un intento de reducir otra vez ingresos brutos, pero el año pasado el Gobierno nacional terminó liberando las manos de los gobiernos provinciales para que dispongan. “Es muy probable que para el año que viene se repita el escenario de este año”, estimó Núñez Souza.

Remarcó para el final que “hay muchos contribuyentes que se autogestionan sus impuestos y ahora con el tema de monotributo hay muchos errores porque han empezado a trabajar con los sistemas de venta on line o Mercado Pago y el año pasado cuando se unificó Ingresos Brutos con el Monotributo, en ese momento esos contribuyentes que por ahí no tienen asesores no comunicaron a esos medios de pago que están en el régimen simplificado de Ingresos Brutos entonces siguen surgiendo retenciones por parte de esos agentes pagadores cuando en realidad no correspondían, pero es por falta de información”. Exhortó en función de ello a que los contribuyentes acudan a un adecuado asesoramiento para evitar incurrir en esas situaciones.

Cresto realizo un balance de su primer año de gestion​ en la Radio Publica

dsc_0635-copiarEl intendente Enrique Cresto participó el pasado viernes de una entrevista en vivo, que le realizaron cinco periodistas de distintos medios, en la que realizó un balance del primer año de su gestión como presidente municipal y se refirió a los principales objetivos para el año entrante.  Seguir leyendo

Que lindo seria vivir en el pais que describe Bahl

Por Guillermo Pérez 

No es difícil imaginarse qué medios estaba leyendo el ministro de Gobierno, Adan Bahl, a la hora de escribir las reflexiones que se difundieron el fin de semana acerca de “El futuro virtuoso del círculo del desarrollo, la industria y el Estado”, pero cuesta convencerse de que personas con responsabilidades de gobierno desde hace más de una década disfracen la realidad de manera tan antojadiza y enrevesada. Seguir leyendo