Tras la pintoresca declaración del Presidente, el juicio contra Cristina Kirchner entra en su etapa más picante

Después de la díscola y pintoresca declaración de Alberto Fernández en el juicio por el direccionamiento de la obra pública, vendrá la de Sergio Massa. Luego de estas presentaciones el juicio entrará en su etapa más seria y comprometida para los acusados. Está previsto que declaren el denunciante de la causa, Javier Iguacel, exfuncionarios de Vialidad Nacional y un exdirectivo de la AFIP que investigó al grupo de Báez.

Declararán testigos que comprometen seriamente a la ex Presidenta

El juicio contra Cristina Kirchner por el direccionamiento de la obra pública de Santa Cruz hacia Lázaro Báez se reanudará el 21 de febrero con la declaración del presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, pero la expectativa está puesta en los testimonios que restan de aquí a que comiencen los alegatos. En particular, podría complicar a las defensas la exposición de Javier Iguacel, exministro de Cambiemos y denunciante de esta causa, así como los testimonios de un exalto funcionario de la AFIP que investigó el grupo económico de Báez y otros funcionarios de Vialidad Nacional.

Las declaraciones de los exjefes de gabinete del kirchnerismo, si bien tuvieron alta exposición por el calibre de los personajes, poco fue lo que aportaron desde el punto de vista de la prueba. Tanto el exsecretario de Legal y Técnica Carlos Zannini como los exministros coordinadores Juan Manuel Abal Medina, Aníbal Fernández, Alberto Fernández y Sergio Massa fueron testigos pedidos por las defensas para analizar el procedimiento mediante el cual se daban la ampliaciones presupuestarias y las reasignaciones de fondos.

Ahora está previsto que declare Iguacel, exdirector de Vialidad y actual intendente de Capitán Sarmiento, cuyo testimonio estaba programado para las primeras audiencias, que se retomaron de manera virtual luego de que estallara la pandemia. Los abogados defensores pidieron posponer la presentación Iguacel para cuando regresara la presencialidad.

Por ahora las audiencias son híbridas, con los jueces y los testigos en la sala de juicio, y los abogados y la fiscalía de manera remota. Iguacel, antes de ser ministro de Energía, fue el primer administrador de Vialidad de Cambiemos y allí realizó una auditoría que transformó en esta denuncia penal, que determinó los procesamientos de todos los acusados. Además de Iguacel, declararán otros exfuncionarios de Vialidad Nacional de la gestión de Cambiemos.

El siguiente testigo que puede aportar datos de interés para la acusación es Jaime Mecikovsky, exfuncionario de la AFIP que comandó el área que controlaba a los contribuyentes del interior del país. Mecikovsky llevó adelante una investigación profunda sobre Austral Construcciones y el grupo de Báez.

El contador formalmente ocupaba el cargo de subdirector general de Operaciones Impositivas del Interior y luego sumó tareas en el área de coordinación de acciones penales. Mecikovsky está citado para el 21 de febrero, al igual que Massa, pero se prevé que su testimonio se extienda por más de una jornada.

Tras la victoria de Alberto Fernández de 2019, la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) denunció ante la Justicia que Cristina Kirchner y sus hijos habían sido víctimas de “hostigamiento fiscal” durante la gestión de Cambiemos. En noviembre del año pasado, Mecikovsky, uno de los acusados por Mercedes Marcó del Pont, pasó al ataque: afirmó que la AFIP basó su denuncia en una auditoría adulterada, que quienes la desarrollaron se negaron a firmarla y que por eso fueron desplazados de sus cargos. Eso, sostuvo, buscó dos fines: victimizar a los Kirchner y ayudarles a que no pagaran sus deudas tributarias.

Cuando concluyan los testigos, será el turno de los peritos. Son once en total. Hay especialistas en asuntos contables y otros en temas viales.