Una joven dice haber mentido para que condenen a su padrastro por abuso

A la edad de 14 años, Maia hizo declaraciones en Cámara Gesell que se convirtieron en una grave denuncia. «Quiero liberar a mi padrastro de ahí, porque él está injustamente donde está, por la gran mentira que dije».

En una entrevista concedida a las cámaras de Tele 5, la propia Maia manifestó haber acusado falsamente de abuso a su padrastro en la Cámara Gesell de Concordia y, por ese motivo, hoy en día se desdice de sus acusaciones.

«Quiero retractarme porque dije una mentira en Cámara Gesell y nunca pensé que iba a causar tanto daño a mi mamá y a mi padrastro», admitió. Consultada qué edad tenía cuando ocurrieron los hechos, la joven respondió que tenía 14 años.

«Yo dije que a mí me abusaba mi padrastro Claudio, pero en realidad él a mí nunca me tocó”, aseveró. «Quiero retractarme de lo que dije en Cámara Gesell, que todo lo que dije es mentira» respecto a que «él me tocaba y abusaba».

Según explicó, en aquella ocasión «me dejé llevar por mi orgullo y porque me llenaban la cabeza. Yo era una chica rebelde y quería irme a vivir con mi papá verdadero, Juan Carlos», argumentó sobre su primera versión.

«Yo me sentía mal porque me educaban (mis padres), pero no lo aceptaba y lo tomaba como un castigo», contó.

Maia manifestó que un familiar de ella «le llenaba la cabeza», pero se negó a nombrar a quién hacía referencia. Ahora “quiero liberar a mi padrastro de ahí, porque él está injustamente donde está por la gran mentira que dije».

Maia afirmó que la Cámara Gesell donde hizo las declaraciones fue en Concordia, y que después se fue a Buenos Aires. «En Buenos Aires yo me retracto y quiero decir toda la verdad, pero no me dejaron venir. El fiscal me dijo que no venga «, según su versión.

«Yo quería venir para pedirles disculpas a mi padre y a mi madre, que les hice mucho daño». Pese a haberlo perjudicado legal y judicialmente, la joven manifestó que su padrastro «me perdonó todo lo que yo le hice y eso admiro mucho de él». Consultada respecto a si alguna vez se retractó delante del fiscal, Benítez dijo que no lo pudo hacer nunca «porque nunca me dejaron venir», no obstante, «ahora que soy mayor decidí cambiar y aceptar para que mi papá pueda salir de ahí».

El pasado martes «fuimos a la escribanía y llenamos los papeles para que podamos sacar a mi padrastro de ahí. Estoy muy arrepentida de lo que hice», se sinceró.

PEDIDO DE PERDÓN

Posteriormente, la jovencita pidió perdón y dijo estar «muy arrepentida, sinceramente arrepentida» y dirigiéndose al hombre que acusó, dijo: «te pido disculpas por todo el daño que te causé y por dónde estás ahora. Te pido disculpas y te quiero decir gracias por haberme perdonado. Te quiero mucho, y lamento todo lo que te hice», concluyó.

Fuente: www.diarioriouruguay.com.ar