Versiones cruzadas por posible desabastecimiento de GNC

En las últimas horas hubo nuevas declaraciones de parte de representantes de estaciones de servicio de Entre Ríos respecto a la posibilidad de que a partir de este domingo no haya más provisión de GNC en la ciudad de Paraná.

Esto se daría debido a que las productoras y comercializadoras de gas natural suspenderían el suministro. En el caso de Paraná, la Distribuidora Redengas habría notificado que desde el domingo, a las 6.00 cortará el suministro, impidiendo la prestación del servicio.

Alertaron que ello “generará graves perjuicios económicos y pérdidas laborales en cientos de familias, además de afectar a miles de usuarios” y afirmaron que “la misma situación se repite en numerosas provincias argentinas, entre ellas Santa Fe y Córdoba.

Al respecto, el escribano Enrique Vairetti, presidente de la firma ZEN SA, señaló que “estamos todos muy preocupados porque no es culpa de Redengas. Veníamos con contratos por un año con distintas comercializadoras que estaban en pesos y se actualizaban cada tres meses. Nos informaron que no hay más gas y Redengas nos notificó”.

Confirmó al respecto que “no habrá GNC en ninguna estación de Paraná y ocurrirá lo mismo en Santa Fe, Córdoba y el resto del país”.

Cuestionó que “parece que a nadie le importa y no hay ninguna respuesta. Tendremos que tomar alguna medida. Si hay que cortar calles, lo haremos. Nunca se llegó a esto y tenemos la esperanza de que se arribe a una solución antes del sábado, pero la carta documento de Redengas nos preocupa mucho, porque quiere decir que la cosa viene muy en serio y que hay graves problemas de gas en el país”, expresó el empresario.

Ratificó que “estamos evaluando las medidas a seguir. No vamos a avalar precios altísimos que se quieren imponer. Debe ser una lucha de todos, porque esto incluye taxis, remises y transportes escolares, además de la fuente laboral. Estamos en la incertidumbre. Si cortan el gas hay que bajar las persianas. El responsable es el Estado nacional que debe tomar conciencia y programar el tema de la energía porque es fundamental para el país”, completó.

VERSIONES CRUZADAS

Por su parte, desde Redengás negaron que la comunicación que realizó a los estacioneros de GNC sobre la finalización de sus contratos de aprovisionamiento implique que la zona de la capital provincial se quede sin suministro.

Redengas inició hace unas semanas un proceso que realiza todos los años: recordar a las empresas que venden GNC el pronto vencimiento de los contratos de abastecimiento. En estos casos, la empresa no provee el fluido, sino que solamente aporta el transporte y la distribución hasta el punto de venta, aclararon las fuentes consultadas.

En la operatoria, las estaciones de servicio compran el gas en el mercado mayorista a un precio pactado con el proveedor. Esos acuerdos anuales suelen extenderse hasta el 30 de abril o el 1 de mayo. Esta contratación implica que, por caso, la empresa mayorista inyecta a un gasoducto en un punto de la red una cantidad de gas que corresponde a una estación de Paraná. Redengas usa esa información para tomar el fluido del sistema y llevarlo hasta el punto de venta.

La subdistribuidora de la zona de Paraná comunicó que esos contratos estaban próximos a vencerse y que las estaciones de servicio tenían que informarle con qué proveedor habían contratado a partir de mayo y qué volumen diario. La primera notificación llegó por correo electrónico a las 11 estaciones de GNC que hay en la zona. Tres respondieron con la información requerida: proveedor y de abastecimiento por día.

Las otras 8 no contestaron el mail. Entonces fueron notificadas por carta documento. Dos respondieron de inmediato que estaban en negociaciones y que pronto iban a notificar los datos requeridos para seguir abastecidos. De las seis restantes Redengas no había recibido información hasta el mediodía. Si llegado el día de vencimiento del contrato de abastecimiento no proveen los datos, dejarán de estar conectados. Pero la negociación es entre la estación de servicio y el mayorista y no incluye a Redengas, que sólo hace de pasamanos del gas.