A 26 años: «No se olviden de Cabezas»

“No se olviden de Cabezas”.¿Qué voy a hacer sino? ¿Pararme frente al micrófono y decir lo que la gente ya sabe? ¿Que no hay Justicia en este país? ¿Que la Justicia es lenta?” dice la hermana de José Luis en entrevista con La Nación; todos nos hemos ido olvidando de Cabezas; de su homicidio y todo lo que sobrevino, aprendemos que mientras la venganza es un plato que se sirve frio”, la justicia, en cambio debería servirse “caliente y rápido”

Cabezas exhibiendo uno de los premios que ganó
José Luis Cabezas fue asesinado por ejercer su labor periodística

“Voy a leer una carta que le escribí a mi hermano. ¿Qué voy a hacer sino? ¿Pararme frente al micrófono y decir lo que la gente ya sabe? ¿Que no hay Justicia en este país? ¿Que la Justicia es lenta?”. Lo dice Gladys Cabezas, hermana del reportero gráfico José Luis Cabezas, que hace 26 años fue secuestrado en esta ciudad por una banda a las órdenes del empresario Alfredo Yabrán y ejecutado en una cava cerca de General Madariaga.

 

A José Luis lo encontraron en un un auto carbonizado. Había venido a Pinamar a cubrir la temporada para la Revista Noticias junto al periodista Gabriel Michi. Había sacado la foto de Yabrán, que hasta ese momento era retratado en los medios con dibujos, porque la gente, el público en general no lo había visto nunca. Había expuesto al hombre que una vez al mismo equipo de Noticias le dijo: “Sacarme una foto a mí, es como pegarme un tiro en la cabeza”.

 

Yabrán era un empresario cercano al expresidente Carlos Menem y con muchas conexiones en el poder. El crimen de cabezas generó conmoción social y terminó por exponer los vínculos mafiosos de Yabrán, que era dueño entonces de la empresa OCA, de Intercargo y de las compañías que administraban los free shops en los aeropuertos.

La foto que le costó la vida a José Luis Cabezas
La foto tomada en Pinamar que le costó la vida a José Luis Cabezas

Hoy habrá dos actos en homenaje a José Luis. Uno frente a la terminal de Pinamar, sobre el acceso a la ciudad, en el que se inaugurará un monolito. El otro, a las 19, en la cava, en Madariaga: allí habrá una misa interreligiosa. Gladys contó que este año no podrá estar presente el colega de su hermano, Gabriel Michi. “Todos los que quieran venir pueden hacerlo”, dijo.

 

Los asesinos de cabezas, una banda encabezada por el entonces comisario Gustavo Prellezo, están todos libres. Prellezo se recibió de abogado en la cárcel y ejerce. Gladys había pedido que no se lo deje ejercer hasta que se cumpla de manera efectiva el total de la condena. Porque tanto Prellezo, como los “horneros” (los que ejecutaron el crimen eran de Los Hornos), y Alberto “La Liebre” Gómez, el comisario que liberó la zona para que capturaran a Cabezas, fueron condenados a reclusión perpetua. Aníbal Luna, uno de los policías condenados, está en libertad y vive en General Madariaga, donde hoy tendrá lugar uno de los dos actos. Había otro policía involucrado, Sergio Camaratta, que murió por una enfermedad. Los horneros Gustavo González, Horacio Anselmo Braga y José Luis Auge cumplieron una parte de la condena en prisión y el resto en libertad.

 

El que falta en esta lista es Gregorio Ríos, el exjefe de seguridad de Yabrán que, tal como publicó Noticias, obtuvo prisión domiciliaria en 2006 y en 2013 se le dio por cumplida la condena.

“Mis padres fallecieron y mis sobrinas [las hijas de José Luis] están en España. Así que este año voy a estar yo y pueden venir los que quieran”, dice Gladys..

Facebook
Twitter
WhatsApp

Deja un comentario