ATE cuestiono la creacion del Fondo de Seguridad con dinero del Iafas

El secretario de Prensa de ATE, José Galarraga, entendió que el proyecto de creación del Fondo Provincial de Seguridad, “cambia filosóficamente el sentido” de la función que tiene el Iafas cuyos dineros deben “ir a la acción social”. “Decimos que la seguridad no se combate con más patrulleros, sino con más inclusión”, dijo a APFDigital y explicó que el 5 por ciento de las utilidades netas del organismo “se va a restar a la acción social para llevarla a seguridad”.

El proyecto, con media sanción en Diputados, crea el Fondo Provincial de Seguridad (FO.PRO.SE), en el ámbito de la Policía de la Provincia de Entre Ríos para financiar distintas herramientas como la adquisición e instalación de cámaras de seguridad y/o circuitos de televisión cerrada y/o monitoreo, equipamiento vehicular y colocación de sistemas de alarmas, sirenas, y/o elementos similares de aviso o advertencia, la adquisición e instalación de equipos GPS para seguimiento vehicular, la construcción de puestos de vigilancia fijos, la adquisición e implementación de sistemas de comunicación para prevención del delito y alerta temprana con el uso de diferentes tecnologías, entre otros.

El texto, enviado a la legislatura por el Poder Ejecutivo, establece que el Instituto de Ayuda Financiera a la Acción Social (Iafas) será el organismo encargado de financiar el FO.PRO.SE, mediante el aporte calculado sobre el 5 por ciento de las utilidades netas obtenidas por dicho organismo.

Para ATE, esto “cambia filosóficamente el sentido del destino que debe tener la plata del juego”. Incluso, Galarraga advirtió que obligaría a “cambiar la ley de creación del Iafas que establece que la plata del juego va a la acción social”.

“Decimos que la seguridad no se combate con más patrulleros, sino con más inclusión. En todo caso hay que ver cómo esa plata de la acción social va para inclusión”, indicó sobre el tema.

A la vez, sostuvo: “Nosotros creemos que el juego es producto de una debilidad humana, entonces el Estado se hace cargo del juego, y como hay un perjuicio hacia la sociedad, lo vuelca en acción social, para compensar mínimamente el mal con el tema del juego. Esa es la concepción de por qué el Estado tiene que manejar el juego”.