Avanza la variante Delta y con ella, la necesidad de inmunizar al mayor numero de personas posible

En la región del AMBA, entre los adolescentes, se registró la mayor suba de infectados por COVID-19. La vacunación en ese grupo es la más baja del país. La variante Delta se expande. Brotes en escuelas y baja en la letalidad

Con el avance de la variante Delta aumenta la urgencia de completar la inmunización

Las autoridades sanitarias de Nación, provincia y ciudad de Buenos Aires se muestran cautas, pero preocupadas, por el aumento sostenido en los casos de COVID-19 en las últimas cinco semanas. Por esa razón piden a la población que se vacune. En la provincia de Buenos Aires, en promedio, solo el 65,32% completó el esquema de dos dosis. En CABA la cifra asciende al 79%. El porcentaje de inmunizados en territorio porteño trepa al 90% si se toman en cuenta a los que cursaron la enfermedad.

Las luces de alerta por el aumento de nuevos casos a nivel país se encendieron el miércoles. Ese día, después de dos meses, el número de infectados superó los dos mil. Exactamente 2.234. En el territorio gobernado por Axel Kicillof se detectaron 811 nuevos enfermos y en el administrado por Horacio Rodríguez Larreta 345.

Al otro día, Fernán Quirós, el ministro de Salud porteño, brindó una conferencia de prensa y fue muy claro. Para evitar una tercera ola, situaciones clínicas graves y daño social, pidió “seguir vacunando”, y continuar con los cuidados personales que parecen haber caído en desuso: usar barbijo en lugares cerrados, higiene de manos y evitar aglomeraciones.

Quirós recomendó, para evitar nuevos picos de casos y muertes, intensificar el “esquema de refuerzo a partir del sexto mes” de aplicada la segunda dosis. Está demostrado científicamente que caen a partir de ese momento los anticuerpos protectores.

A nivel país, el porcentaje de vacunados está por debajo de la cantidad de personas inoculadas en CABA y Buenos Aires. Según los datos oficiales del Monitor Público, el 64,07% de la población completó el esquema.

La vacunación y la inmunización en buena parte de la población se ve reflejado no solo en la cantidad de enfermos, sino en la gravedad de los casos. En la región del AMBA solo el 9% de los internados obedecen a casos de COVID-19 y el 5% en el resto de la provincia de Buenos Aires. En Ciudad de Buenos Aires el número baja al 2,7 por ciento.

Según el último trabajo epidemiológico elaborado por el ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires, a cargo de Nicolás Kreplak, al que accedió Infobae, la inmunización que otorga la vacunación produjo un baja en la “tasa de letalidad”. Esto sucede porque los casos que ingresan a terapia intensiva son menos graves y solo un porcentaje menor de ellos necesitan respirador.

En la región del AMBA, en los últimos 14 días la tasa de letalidad fue del 0,8%; en el resto de la provincia las muertes representan el 2,1% de los pacientes; mientras que el promedio es del 1,0%. Una cifra significativamente menor al 3,0% registrado en el pico de la pandemia.

Municipios “en riesgo” y la variante Delta

El mismo informe revela que hay municipios en el conurbano bonaerense que en las cuatro últimas semanas pasaron a ser considerados de “riesgo medio o alto” por la cantidad de infectados detectados en sus barrios. Allí aparecen La Matanza, Lomas de Zamora, Tigre, General Pueyrredón, Vicente López, General San Martín, Malvinas Argentinas, Zárate, Lanús, Pilar, Morón, Tres de Febrero , Almirante Brown, La Plata y San isidro.

En las dos últimas semanas en la región del AMBA es dónde hubo un mayor crecimiento de casos: 36 cada cien mil habitantes. El índice cae a 32 si se toma a toda la provincia de Buenos Aires y a 5 cada cien mil personas en CABA.

“En el AMBA los casos no paran de crecer”, analiza ante Infobae el médico Claudio Santa María y agrega: “De la semana 39 a la actual, la 46, se pasó de 280 casos a 401. Es un aumento muy importante”. Para el especialista, otro de los datos “preocupantes” es que “muchos padres no quieren vacunar a sus chicos”.

El director de investigaciones del Instituto Superior de Ciencias de la Salud recuerda que, según los datos oficiales del ministerio de Salud bonaerense, fallecieron 32 menores de un año; ocho niños de hasta un año; 16 de dos a cinco años; 27 de seis a once años y 71 de doce a dieciocho años. En total murieron 154 y se contagiaron más de 200.000 menores de 18 años solo en la provincia de Buenos Aires.

El profesional destaca otro dato que tiene mucho que ver con la falta de vacunación y el poco cuidado personal, como la poca utilización del barbijo. El 18% de los nuevos casos de COVID-19 corresponden a menores de 18 años.

Entre ellos la inoculación es dramáticamente baja: de 12 a 17 años solo se vacunaron con la segunda dosis el 41,8% de la población. Entre los menores de 3 a 11 años, la cifra es menor: alcanza a tan solo al 11% de los niños. En estos datos irrefutables de basa Santa María para alentar a los padres a que vacunen a sus hijos.

Según el seguimiento que se realizó en el ministerio de Salud bonaerense, y volcado en la “Sala de Situación COVID-19″, se registraron 17 brotes de contagios en escuelas de los distritos de Vicente López, donde se contabilizaron 78 casos; en San Isidro, 39 casos; en Campana, 8 casos; en San Fernando, 31 casos; en La Plata 6 casos; en Pehuajó 17 casos; en Tres de Febrero, 14 casos; en Escobar 13 estudiantes infectados.

La variante Delta se expande en el mundo y también avanza en la Argentina. En la provincia de Buenos Aires se confirmaron 554 casos. 162 fueron viajeros internacionales; 3 casos fueron asociados a la importación y 389 casos corresponden a contagio comunitarios, es decir que hay circulación de esa variante.

De ese total, 549 casos ya finalizaron su aislamiento, 3 casos continúan y dos pacientes fallecieron. Ninguno de ellos tenían antecedentes de viajes al exterior.

Si bien en el territorio bonaerense las variantes que prevalecen son otras, como la Beta y la Gamma, desde la semana epidemiológica 30 la variante Delta se identificó en la mayoría de los nuevos casos.

Tanto es así que el Proyecto Argentino Interinstitucioal de genómica de SARS-CoV-2, conocido como PAIS, en su último informe reveló que la variante Delta de coronavirus se encontró en el 84,6% de las muestras analizadas durante la segunda quincena de octubre de la Ciudad de Buenos Aires y en el 83,3% de las del conurbano bonaerense.

“En la Argentina aún los testeos siguen siendo muy bajos. Se testea muy poco. Tampoco hay una secuenciación genómica adecuada, por eso la provincia de Buenos Aires registra menos de 600 casos de variante Delta”, opinó el doctor Santa María quien además sostiuvo: “Hay tres datos claves para minimizar la pandemia, primero vacunación completa y masiva; segundo, uso del barbijo y tercero, distanciamiento y ventilación”.

El científico recuerda que un estudio realizado por en la Universidad de Cambridge concluyó que, “si no se usa barbijo, una persona con coronavirus puede infectar a otra incluso si está al aire libre”. El trabajo fue publicado en la revista Physics of Fluids. Allí se detalla que “los ingenieros usaron modelos para ver cómo se propagan las gotitas cuando la gente tose. De esta forma -explica Santa María- demostraron que la transmisión aérea del Covid-19 es muy aleatoria en ausencia de barbijos, una persona contagiada puede infectar a otra a dos metros o más, incluso cuando están al aire libre”.

El aumento en los casos de COVID-19 en las últimas semanas se ve reflejado en la “positividad” de los pocos más de diez mil testeos diarios realizados en territorio bonaerense. Hace 21 días, los casos detectados eran del 2,8%; 14 días atrás, la cifra se elevó al 4,8% y la última sema, los casos positivos se elevaron al 6%.

Estos datos, estos números, son los que observan con atención los sanitaristas que piden mayor responsabilidad a los ciudadanos para evitar contagios y la necesidad de aumentar el número de inmunizados.

Fuente: Infobae