Axel Kicillof hablo de las “normas normales del FMI”

De gira con el Presidente, evitó hablar de los problemas que el acuerdo con el FMI está generando en el Gobierno y se mostró impaciente por recalcar que esta negociación está motivada en la imprudencia del FMI y la impericia de Mauricio Macri, repitiendo un argumento trillado.

El Gobernador de la Provincia de Buenos Aires con su habitual desorden discursivo, paseó esquivando temas dificiles.

Desde Madrid -adonde se encontraba en una escala de la gira presidencial- el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, evitó pronunciarse sobre las fracturas que provocó el principio de entendimiento con el Fondo Monetario Internacional (FMI) dentro del Frente de Todos (FdT). En una posición intermedia, habló sobre la deuda externa y pese a que consideró necesario “dar avances parciales”, advirtió: “Un crédito que se otorgó de manera extraordinaria no se puede resolver con las normas normales del FMI”.

En esa línea, deslizó que el expresidente fallecido Néstor Kirchner “logró romper ese vínculo de prácticamente auditoría sobre la economía argentina”, justo cuando el ala kirchnerista de la coalición ve con recelo las revisiones trimestrales que el organismo hará en el país para evaluar si la administración del presidente Alberto Fernández cumple con lo pactado.

En tanto, el mandatario provincial que antes en su cuenta de Twitter había dicho que el acuerdo anunciado por el jefe de Estado y por el ministro de Economía, Martín Guzmán, “evitará una catástrofe en lo inmediato”, resumió hoy su postura al respecto en El Destape Radio: “Creo que la situación que dejó [el expresidente Mauricio] Macri de cara a la relación con el FMI es de una complejidad y unos ribetes que obviamente requiere ir buscando avances parciales en esa situación porque nos queda una deuda inmensa, lo que no hay que dejar de hacer es dejar en claro que la responsabilidad es plenamente del gobierno de Macri y del propio FMI”.

Limitándose a decir que el tema “hoy está en el Parlamento” para no introducirse en las fricciones que se originaron en las distintas terminales del Gobierno -y que incluyeron la renuncia de Máximo Kirchner a la conducción de la bancada oficialista en Diputados-, Kicillof señaló que el entendimiento con el FMI “es un tema complejo” y que, por eso, “es lógico que esté en una discusión de cara a la sociedad”.

Luego de la Evaluación Ex-Post realizada por el organismo, donde hubo un análisis del crédito de 44.000 millones de dólares desembolsado en la Argentina durante la administración macrista, Kicillof dijo que esa “autocrítica” no se reflejó en un “cambio sustancial” para las conversaciones sobre cómo resolver la devolución del préstamo.

“Fue un crédito extraordinario, un monto extraordinario, otorgado de una manera extraordinaria por lo raro y fuera de los parámetros. Un crédito que se otorgó de manera extraordinaria no se puede resolver con las normas normales del Fondo. Hay que seguir dándole vueltas al tema”, planteó el gobernador bonaerense, que intentó que se deje así la puerta abierta para discutir nuevas condiciones a futuro.

Funcionario leal a la vicepresidenta Cristina Kirchner, pero de fluida actividad de gestión con Fernández, Kicillof prefirió puntualizar en las coincidencias internas, frente a un clima incierto ante la votación en el Congreso del arreglo al que llegó el equipo económico liderado por Guzmán.

“Todos los integrantes del frente estamos de acuerdo que Macri y el FMI están tratando de evadir su responsabilidad con respecto a esto y la carga que le dejan a los y las argentinas por años y años, los condicionamientos que nos dejan por mucho tiempo… Es un tema que hay que discutir a fondo, no se puede pasar así, porque no está [terminado]”, refirió y agregó: “En  ninguno de los escenarios podría solucionarse de manera definitiva porque seguimos con una deuda inmensa. Que da bronca, como mínimo, porque fue plata que se usó para favorecer la fuga y enriquecer a sectores que se beneficiaron durante el macrismo”.

Entonces, insistió: “Por un lado hay que seguir adelante, pero dejar en claro de dónde viene [la deuda], qué es, y que Macri nos dejó un yunque y eso no tiene una solución sencilla, ni rápida”.

Las visitas a Rusia y a China, en medio del acuerdo con el FMI

Parte de la comitiva que acompañó al Presidente a Rusia y a China, y que ahora se dirigirá con él a Barbados, el gobernador respondió las críticas que recibió Fernández por sus dos primeros destinos, en medio de los idas y vueltas con el FMI.

“A veces los que nos acusan de ideológicos y de antiguos en las concepciones todavía viven en la Guerra Fría”, ironizó el mandatario bonaerense, que añadió: “No hace falta mirarlo de alguna manera conspirativa, a veces hacen lecturas trasnochadas. No creo que el acuerdo que se cerró con el FMI sea de alguna manera competitivo o contradictorio [con la gira]”.

En ese sentido, consideró que no se puede tener una mirada “obtusa y simplista” de las relaciones internacionales y sostuvo: “La coincidencia temporal puede generar algún tipo de confusión o dar campo para especulaciones bastante tristes, pero la temporalidad no significa causalidad. En China, la relevancia de las decisiones de gobierno en su proceso inversor hace que el vínculo diplomático aporte a los procesos inversores. Solo quien quiera generar estos ruidos puede ver algún tipo de oposición entre una cosa y la otra”.

Conforme con los resultados obtenidos durante las bilaterales, Kicillof indicó: “Un país como la Argentina lo que plantea es que tiene que desarrollar y hacer más robustas las relaciones que le generan beneficios mutuos”.