Cartoneros de Concepcion participaron en Bolivia de Encuentro Mundial de Movimientos Populares

El segundo Encuentro Mundial de Movimientos Populares (EMMP) se realizó los días 7, 8 y 9 de Julio. Los ejes principales – al igual que en la edición pasada con sede en el Vaticano – fueron Tierra, Techo y Trabajo, los cuales atravesaron todo el Encuentro.

 confrancisco

Durante dos días los delegados participaron de paneles y comisiones de debate para poder redactar un documento final, llamado La Carta de Santa Cruz. En la misma, las organizaciones sociales se comprometieron a impulsar y profundizar el proceso de cambio; vivir bien en armonía con la Madre Tierra; defender el trabajo digno, entre otras cuestiones.

Durante el histórico discurso del Papa Francisco, pronunciado el último día del EMMP, sostuvo: «Queremos un cambio, un cambio real, un cambio de estructuras. Este sistema ya no se aguanta, no lo aguantan los campesinos, no lo aguantan los trabajadores, no lo aguantan las comunidades, no lo aguantan los Pueblos. Y tampoco lo aguanta la Tierra, la hermana Madre Tierra como decía San Francisco».

“Pueden hacer mucho. Pueden hacer mucho. Ustedes, los más humildes, los explotados, los pobres y excluidos, pueden y hacen mucho. Me atrevo a decirles que el futuro de la humanidad está, en gran medida, en sus manos, en su capacidad de organizarse y promover alternativas creativas, en la búsqueda cotidiana de «las tres T» ¿De acuerdo? (trabajo, techo, tierra) y también, en su participación protagónica en los grandes procesos de cambio, Cambios nacionales, cambios regionales y cambios mundiales. ¡No se achiquen!” sentenció.

Víctor Gonzales y Roberto Oscar González delegados de la Cooperativa Rocío Lorena Quintertos expresaron: “Estamos muy felices de haber participado de este encuentro, donde pudimos compañeros de organizaciones de todo el mundo, además de escuchar las palabras de Papa Francisco, que nos acompaña a los pobres y en nuestra pelea por cambiar las cosas. Volvemos con las energías renovadas para seguir luchando por tierra, techo y en nuestro caso, trabajo digno.

 

 

Facebook
Twitter
WhatsApp