Comerciantes de Crespo se quejan por la radicacion de comercios chinos y bolivianos

La apertura de tiendas de empresarios bolivianos y la llegada de un supermercado chino encendió una luz de alerta en los comerciantes crespenses, quienes se reunieron este lunes en el Centro que los nuclea · Se quejan de que mermarán las ventas por la radicación de estos nuevos comercios, por lo que solicitaron una reunión con las autoridades municipales y del Concejo Deliberante, la que se llevaría a cabo este miércoles.

La presidente del Centro Comercial, Mariela Gallinger, expresó a Radio Libertad 98.3 que “de nuestra parte ya habíamos realizado una gestión anterior, enviándole hace algunos días una nota al intendente (Ariel Robles) y al Concejo Deliberante, por la instalación de estos comercios extranjeros. Luego, a pedido de los comerciantes, surgió la realización de una reunión, que se concretó este lunes y con una importante convocatoria. Nos hemos manifestado con respeto, altura y con fundamentos, para tratar de darle la mejor solución a esta problemática. Lo que se pretende es lograr la igualdad en cuanto a los requerimientos y exigencias y que la ley sea pareja, porque a veces es hasta difícil de comprender los precios que tienen esos negocios. Uno no está pidiendo que cierren y se retiren, simplemente permitir compartir la red comercial de Crespo bajo los mismos niveles de competitividad y viabilidad”.

Consultada sobre los precios que ofrecen, muy inferiores en comparación con los que se brindan en otros comercios locales, la dirigente dijo que “entiendo que favorecen a numerosas familias, Nosotros no estamos en contra de que se instalen, pero sí pedimos transparencia en cuanto a todo lo que tiene que ver con el marco legal y lo referente a las habilitaciones. Una vez que entren en las mismas condiciones que cualquier otro, veremos si pueden seguir. Me parece que hasta el mismo municipio se verá perjudicado, porque habrá menos ventas en los demás comercios y por ende, menos tasas e impuestos, empleados preocupados por sus fuentes de empleo, ya que se empezará a achicar personal”.

“Es un problema económico y social y me parece interesante tomar como referencia lo que han hecho en Urdinarrain, donde, a través del Concejo Deliberante, se aprobó la suspensión de las habilitaciones de este tipo de comercios hasta tanto se vea el impacto económico que genera en la sociedad y en los comercios y si esto no beneficia, en esa ciudad se mantendrá la suspensión, y si no perjudica, la levantarán y seguirán habilitando”, finalizó.