Denuncian irregularidades en el manejo de fondos de una escuela de Bovril

El ex rector de la Escuela de Educación Técnica N° 44 “Dr Luis F Leloir”, Carlos Beltzer, pidió a las autoridades provinciales que se aclare cómo se manejaron 80 mil pesos que se debían destinar al mejoramiento edilicio del lugar: “Como nada se ha hecho, se pide explicaciones de qué está pasando”, manifestó

escuela-bovril

“La escuela recibe aportes desde Nación, que vienen a una cuenta personal a nombre del director (Eduardo Saavedra). Ahí depositan Plan Fines, Mejoramiento de Residencia Estudiantil y este año se depositó una suma de 80 mil pesos para mejoramiento edilicio, donde entran refacciones menores, pintura, arreglo de techos, de vidrios, entre otros. Como nada se ha hecho, se pide explicaciones de qué está pasando ya que cada día que pasa se pierde plata”, lamentó Beltzer.

“La razón real será cuando salga a luz que hay un faltante de dinero. Hay una investigación que está en proceso sobre falta de rendiciones y no se aclara a la comunidad qué está sucediendo. Desde el 2014, la parte de insumos del Plan Mejoras deposita también en la cuenta. En la primera etapa recibimos 17.600 pesos que fueron rendidos antes de la entrega de la escuela y de la segunda etapa quedó ese remanente que había que gastarlo, ya que al rendir la primera venía la segunda y así sucesivamente. Estoy en conocimiento de que hace poco se rindió la segunda partida del 2014, y en Mejoramiento de Residencia Estudiantil hubo un incremento de 7 mil a 10 mil pesos. Se han comprado algunas cosas pero no se justifica ese dinero, con el que nosotros comprábamos elementos de higiene para los chicos y aquello que necesitaran para la cocina, así como también juegos, ventiladores, calefactores y un freezer”, detalló el Ex rector.

Según el sitio Bovril en la Web, Beltzer destacó que en la comunidad educativa existe una gran disconformidad: “Hay cosas sobre las que los estudiantes, los padres y los docentes piden aclaración, pero no las hay, por ejemplo, sobre el funcionamiento de la institución o qué pasa con el comedor. Antes, a los chicos no les faltaba nada y hoy no solo que se debe en todos lados, sino que comen mal, no se les respeta lo acordado”, sostuvo.

Además, señaló: “Soy uno de los docentes que ha estado casi desde el principio, la escuela tenía cuatro años cuando empecé a trabajar. Siempre hemos puesto el lomo  para hacerla: levantamos paredes, hicimos techos, cielo raso, revoques, instalaciones eléctricas, siempre trabajando ad honorem. Siempre he colaborado y he sido fiel a la escuela. Hoy tengo mis hijos ahí, uno como docente y otro como estudiante, y me duele ver cómo aquello que uno ha construido se va perdiendo”.

“La escuela tiene que ser democrática y las decisiones tienen que ser en conjunto. No deben permitir que una sola persona maneje la institución. Hay que aclarar que la cooperadora no tiene incumbencia en el manejo del dinero. Hay que acompañar con decisiones y enfrentarse en la disputa siempre viendo qué es lo mejor para la escuela y la comunidad, no para mí. Hemos tenido contacto con autoridades provinciales para que esta situación se resuelva a la brevedad y que se clarifique el tema”, finalizó.