Dina Boluarte pidió «perdón por los fallecidos» y llamó «a una tregua nacional»

La presidenta de Perú, Dina Boluarte, pidió este martes «una tregua nacional» y reiteró varias veces su «perdón por los fallecidos» en un intento por calmar la grave crisis social que sacude a este país desde diciembre.

«Llamo a mi querida patria a una tregua nacional para poder entablar mesas de diálogo, para poder fijar la agenda por cada región y desarrollar nuestros pueblos. No me voy a cansar de llamarlos al diálogo, la paz y la unidad», dijo Boluarte en una conferencia con la prensa extranjera en el Palacio de Gobierno en Lima.

Boluarte reiteró varias veces su «perdón por los fallecidos» en estas protestas, al menos 46 directamente relacionados con las manifestaciones, las cuales se reanudaron el 4 de enero en el sur de Perú y que mantienen bloqueos en las principales rutas del país. Además, Boluarte descartó una vez más su renuncia.

«Me iré cuando hayamos convocado a las elecciones generales (…) No tengo intención de quedarme en el poder·, dijo tajante, agregando que el Congreso «sin duda alguna» va a confirmar en febrero el adelanto de las elecciones, previstas para abril 2024.

«¿Mi renuncia resolvería la crisis y la violencia? ¿quién asumiría la presidencia de la República?», apuntó ante las preguntas de la prensa sobre su permanencia en el cargo.

Las protestas estallaron tras la destitución y detención del presidente izquierdista Pedro Castillo, el 7 de diciembre, cuando el gobernante intentó disolver el Parlamento -controlado por la derecha- cuando estaba a punto de sacarlo del poder por presunta corrupción.

La crisis social también es un reflejo de la enorme brecha entre la capital y las empobrecidas provincias andinas del sur de Perú que apoyaron en las elecciones de 2021 a Castillo, de ascendencia indígena.

PERÚ CALCULA PÉRDIDAS POR 554 MILLONES DE DÓLARES POR LAS PROTESTAS

Las pérdidas causadas por las protestas antigubernamentales en Perú ascienden a 2.150 millones de soles (unos 554 millones de dólares), anunció el ministro de Economía y Finanzas, Alex Contreras, en una rueda de prensa este martes.

El ministro detalló que el impacto acumulado en diciembre fue de 1.000 millones de soles (258 millones de dólares) y desde el 1 de enero hasta este lunes las pérdidas llegan a los 1.150 millones (296 millones de dólares).

Las regiones más afectadas del país son Cuzco, Madre de Dios y Puno, las tres ubicadas en el sur y con importantes bloqueos y piquetes en las carreteras.

En este sentido, explicó que, como consecuencia de las protestas, se está registrando, sobre todo en estas tres regiones, un incremento de precios de productos alimenticios «ante dificultades en el abastecimiento en los mercados».

Resaltó que en Cuzco hay una importante afectación al turismo, la principal actividad económica de la región.

Y que las marchas y bloqueos están afectando «a los más vulnerables», en relación a que las micro y pequeñas empresas, (Mypes) son las que más están sufriendo en esta crisis.

«A pesar de que ha habido conflictividad social, la moneda peruana se mantiene estable y la inflación se mantiene bajo control», dijo.

Pese a la crisis, el titular de Economía afirmó que Perú tiene «una de las economías con menor riesgo de la región», factor importante y fortaleza para «una rápida recuperación» y precisó que el país se ubica en los 207 puntos, por debajo de Colombia, México y Brasil.

«Las fortalezas macroeconómicas del Perú se mantienen y la moneda peruana ha tenido cierta volatilidad esta semana pero sigue siendo la moneda más estable de la región», indicó Contreras.

En este sentido destacó que los niveles de precios de las materias primas como el oro o cobre se mantienen altos, lo que tiene un impacto positivo.

Desde el ministerio manejan dos escenarios, si no se consigue un rápido diálogo y el conflicto se mantiene, la economía peruana crecería en el primer trimestre un 2 %, pero si se consigue llegar a un consenso, que es lo que buscan, se alcanzaría un crecimiento mínimo del 3 %.

Reiteró que la información que ya dio este lunes, de que la inflación anualizada de Perú puede llegar a bordear el 9 % a fines de enero, debido a las protestas.

El titular de Economía declaró a los periodistas que «desafortunadamente, el mayor impacto en las protestas está generando en el tema de precios, por eso es que habría un aumento, pero claramente sería un aumento (de precios) temporal».

Contreras explicó que la inflación peruana en octubre y noviembre «empezó a moderarse, pero dio un salto en diciembre debido a las protestas», que estallaron contra la presidenta Dina Boluarte, al asumir el Gobierno tras la destitución de Pedro Castillo, después de que intentó dar un golpe de Estado y gobernar por decreto.

«El mayor impacto de las protestas está generando un aumento en los precios, por lo que esperamos que la inflación anualizada cierre entre 8,8 % y 8,9 % en enero», afirmó el ministro peruano.

Facebook
Twitter
WhatsApp

Deja un comentario