Docentes advirtieron que el aumento en negro “es inconstitucional” y perjudica a los jubilados

La secretaria de Jubilados de la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer), Alejandra Gervasoni, denunció que “lo único novedoso de la tan anunciada nueva oferta salarial que realizó el gobierno fue el adelantamiento de los meses en los que se cobraría el desdoblado incremento, y el doble Fondo Nacional de Incentivo Docente (Fonid), que es en negro e inconstitucional”. Convocó a los jubilados a ser veedores de las mejoras salariales.

 

Gervasoni recordó al gobierno provincial que los montos en negro en aumentos salariales “son inconstitucionales”. “¿Cómo tendremos que enseñarles a quienes gobiernan que los montos en negro son inconstitucionales, y que no llegan a un sector castigado y vulnerado sistemáticamente, como son los jubilados?”.

Ante esa realidad, instó a todos los jubilados “a ser veedores de las mejoras salariales que deben llegar a los bolsillos de cada uno de ustedes”, y denunció que esos montos en negro “tampoco tributan a la obra social provincial, que necesita de mayores ingresos, porque el gobierno no deposita en tiempo y forma los descuentos que rigurosamente hace a los trabajadores”.

Para la sindicalista, “tantas mentiras, tanta farsa especulativa es simplemente para desarticular las luchas, pero mal que le pese al gobierno, le hacemos saber que seguiremos de pie porque lo que quedó bien claro al sector docente es que la tan armada conciliación no resuelve ninguna de las problemáticas de los trabajadores”.

Gervasoni destacó que “con la conciliación no pagamos nuestras cuentas, ni le damos de comer a nuestras familias; conciliación es igual a pérdida de derechos, es igual a bajos salarios o salarios miserables e inconstitucionales, como la oferta de este miércoles”.

También advirtió que “a los funcionarios sólo les interesó desarticular la lucha docente, que cada vez tiene más fuerza, pero además, lo que más les dolió fue la gran marcha de los trabajadores de la educación”.

La gremialista recordó que el año pasado, el funcionariado aumentó sus sueldos un 50 por ciento, pero “no fue porque trabajaron más, sino porque tienen coronita. Y lo que es peor, lo hicieron en un solo tramo que en muchos casos implicó entre 10 mil y 30 mil pesos más. Y en algunos casos nos quedamos cortos”, fustigó.