El dólar soja no resuelve ningún problema de fondo de los productores

Por Emiliano Damonte Taborda

El Superministro implementó un tipo de cambio de 200 pesos por dólar para que el complejo sojero liquide la cosecha. La medida está dirigida sobre todo a las grandes empresas (Dreyfus, Bunge, Aceitera General Deheza (AGD), LDC Argentina, Patagonia Bioenergía, Explora, Unitec Bio, Cargill y Molinos Río de La Plata) y no resuelve ninguna de las dificultades de base de las economías regionales y los pequeños productores. Se trata de una medida de caja en función de una necesidad del Gobierno.

Las restricciones han terminado por ahogar a la economía
Las restricciones han terminado por ahogar a la economía

El ministro de Economía, Sergio Massa, anunció un tipo de cambio específico para el sector agroindustrial de 200 pesos por dólar para las exportaciones de soja y derivados, entre los que se encuentra el biodiésel, que tiene como destino a varios países de la Unión Europea. Se trata de un régimen especial y por un mes para que ingresen dólares al país del complejo sojero, que incluye a este biocombustible que se produce a base de aceite de soja.

Las grandes cerealeras beneficiadas son Dreyfus, Bunge, Aceitera General Deheza (AGD), LDC Argentina, Patagonia Bioenergía, Explora, Unitec Bio, Cargill y Molinos Río de La Plata, entre otras. Fuentes del sector productor de biodiesel afirmaron que el complejo sojero está exportando por mes alrededor de 100.000 toneladas de biodiesel a Europa, algo menos de US$ 100 millones mensuales.

En todos los casos se trata de una medida que juega con las miserias de nuestro sistema. Es algo así como: “aprovechá ahora que te pago un mango más, porque después volvemos a la miseria de siempre”.

Negociando desde la escasez

Es un juego de escasez de divisas y tiempo. Los productores, hoy con menos urgencia, esperan de alguna manera que el Gobierno les haga ofertas mejoradoras, o que devalúe (Esto es una devaluación sectorizada y por tiempo). Por otro lado el Gobierno, mucho más apretado por la falta de reservas y todos los problemas que eso genera va tanteando a los productores que sueltan con cuenta gotas los dólares (nadie labura para perder plata). Uno dice: “Algún día tendrán que liquidar”. El otro por su parte piensa “Se queda sin dólares, va a tener que levantar la cotización”.

Veremos cuanto más ha prometido y si el Superministro ha logrado levantar la expectativa y la confianza del sector agroindustrial. De eso dependerá que haya una entrada de divisas que le sirva al Gobierno. El sector liquida de acuerdo a las necesidades que va teniendo, porque como ya hemos dicho más arriba, nadie labura para perder plata. Cualquier expectativa remota de devaluación (en nuestro país es fuerte), frena las liquidaciones.

Cortoplacista

Por otro lado, este dólar soja, solo busca resolver el problema de caja del Gobierno, y de ninguna manera entra en el fonde de los problemas del agro, que no es solo soja y que no se termina el 30/9. El sector sufre en todos los frentes con problemas de brecha, de liquidez, de importación de insumos, de infraestructura, climáticos y de legislación laboral. Difícilmente una billeteada que busca solo reforzar la caja del Gobierno se pueda considerar una solución.