El Presidente hizo un importante anuncio para Tierra del Fuego, diluyéndolo con su inconsistente proselitismo

El presidente Alberto Fernández dijo este lunes que el dinero del Estado se malgasta cuando se piden créditos para fugar dólares, y no cuando se destina a promover la industria, en una culposa explicación para su interna más crítica acerca de las discusiones con el FMI que viene repitiendo hace varios días. Al mismo tiempo su Secretario de Comercio Interior mantiene en jaque a cientos de empresas con amenazas. Kulfas se saca fotos.

Alberto Fernández y Matías Kulfas

En un acto en Casa Rosada en el que se anunció la prolongación del subrégimen de promoción industrial de Tierra del Fuego, el Presidente habló de producción y lo hizo con su fiel ladero Kulfas acmpañandolo, al tiempo que Ricardo Feletti desplegaba su show extorsivo, solo intentando por el momento, imponer una lista de precios congelados por 90 días.

​»Yo escucho a los que dicen ‘están malgastando la plata en Tierra del Fuego’. Pero la plata no se malgasta ahí. La plata se malgasta cuando se piden créditos para favorecer la fuga de dólares. La plata se malgasta cuando castigamos al que produce y premiamos al que especula», dijo Alberto sin especificar donde y de quién escuchó que se malgastaba la plata en Tierra del Fuego en una ya tradicional construcción de relato.

Junto al ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, el mandatario presentó la creación de un fondo específico destinado a mejorar la infraestructura del Polo Tecnológico e Industrial de Tierra del Fuego y a la asistencia económica directa para las empresas que quieran desarrollarse en la isla.

«Para que el mercado vaya (a Tierra del Fuego) hace falta un estado que lo impulse y que tenga políticas activas, que hagan de ese un lugar donde puedan encontrar el desarrollo. Y por eso nosotros no dudamos nunca de que eso teníamos que hacer en Tierra del Fuego. Como no dudó Néstor, como no dudó Cristina, y como no dudo yo ahora», indicó, sin dar precisión alguna y en tono netamente electoralista.

«Frente a los que dicen que sobran trabajadores en Tierra del Fuego, le decimos sí a los trabajadores. Le decimos sí a los empresarios que invierten en Tierra del Fuego, le decimos sí al régimen de promoción, le decimos sí a una isla que crezca, le decimos sí a fueguinos felices», concluyó el presidente que ha encontrado en la felicidad su objetivo más concreto.

Más allá del show electoral y de la inconsistencia crónica del discurso del Presidente, el anuncio era esperado por las empresas radicadas en Tierra del Fuego. Estos esperan que la zona quede equiparada a la de Manaos en Brasil, donde el régimen de promoción está vigente hasta 2073.

El régimen de Tierra del Fuego fue creado en 1972 con el fin de poblar la isla. En principio, los beneficios fiscales fueron establecidos en 10 años, se fue extendiendo, y hoy beneficia básicamente a la industria electrónica, a unos 13 grupos económicos, entre ellos Newsan, Mirgor, BGH, Radio Victoria. Los principales beneficios son que las empresas no pagan el IVA, Ganancias ni derechos de importación. Se calcula que en promedio trabajan allí 8.000 empleados. La mayoría en plantas radicadas en Río Grande salvo NewSan (grupo Cherñajovsky), que está en Ushuaia.